Menu

Las alegaciones de AMYTS a la Ley Ómnibus de la Comunidad de Madrid

6 marzo, 2022 - Actividad observatorio SSPP, Sanidad, Servicios Públicos
Las alegaciones de AMYTS a la Ley Ómnibus de la Comunidad de Madrid

Amyts hace una valoración del Proyecto de Ley Ómnibus, en lo referente a la salud pública. El Proyecto de Ley que se remite a la Asamblea de Madrid para que inicie la tramitación parlamentaria y culmine con su entrada en vigor. Este proyecto de ley es en realidad una reforma legal que actúa sobre 50 textos normativos, entre ellos 31 leyes, tres decretos legislativos, seis nuevas regulaciones de rango legal y dos decretos. En este cómputo se incluye la derogación total o parcial que el proyecto realiza sobre cuatro leyes y otros cuatro decretos. Esto ha hecho que la Comunidad de Madrid haya recibido 600 alegaciones a la misma en el período de consulta pública.

Artículo publicado originalmente por corporativa.amyts.es

. AMYTS es la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid en su reunión del 16 de febrero aprobó, el proyecto de la Ley de medidas urgentes para impulsar la actividad económica y la modernización de la Administración de la región, conocida como Ley Ómnibus.

Se trata de una reforma legal que actúa sobre 50 textos normativos, entre ellos 31 leyes, tres decretos legislativos, seis nuevas regulaciones de rango legal y dos decretos. En este cómputo se incluye la derogación total o parcial que el proyecto realiza sobre cuatro leyes y otros cuatro decretos.

El texto se remite ahora a la Asamblea de Madrid para que inicie la tramitación parlamentaria y culmine con su entrada en vigor, según ha informado el consejero de Educación, Ciencia y Universidades y portavoz del Gobierno regional, Enrique Ossorio.

El consejero madrileño ha indicado que se han recibido 600 alegaciones a la misma en el período de consulta pública y ha asegurado que se han atendido «bastantes». Además, ha hecho hincapié que se continuarán aportando modificaciones en el período de enmiendas en la Cámara regional.

LA VALORACIÓN HICIMOS DE AMYTS

En relación al trámite de audiencia abierto por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en torno al “Anteproyecto de Ley de medidas urgentes para el impulso de la actividad económica y la modernización de la administración de la Comunidad de Madrid”, en AMYTS hicimos constar los siguientes comentarios y alegaciones:

1.- En primer lugar, nuestra extrañeza ante la utilización, como viene siendo habitual en las diferentes Administraciones Públicas, de una ley “de última hora” para incluir un conjunto muy amplio de modificaciones normativas, entre las que se encuentra alguna de gran calado dentro del ámbito sanitario. En esta ocasión, como peculiaridad, lo que habitualmente se incluye dentro de la Ley de Presupuestos se realiza de forma independiente dentro de un procedimiento de urgencia. La fecha de apertura del proceso de audiencia, y el carácter de urgencia con que se quiere aplicar, dificulta enormemente que se pueda realizar un análisis sereno y pausado de su contenido.

2.- Dentro del capítulo XV, correspondiente al ámbito sanitario, se incluyen varias medidas. De entre ellas, queremos comentar brevemente, en primer lugar, lo referido al proceso voluntario de integración en el régimen estatutario del personal laboral y funcionario que presta servicios en las Instituciones Sanitarias del Servicio Madrileño de Salud”, que valorando positivamente, vemos cómo excluye de dicho proceso a algunos centros de propiedad pública con “nuevas formas de gestión”, como es el caso, por ejemplo, del Hospital de Fuenlabrada, entre otros, a pesar de que en varias ocasiones se ha planteado esa posibilidad en Mesa Sectorial.

3.- Desde AMYTS, sindicato profesional médico, nos preocupa fundamentalmente el contenido del artículo cuarenta, referido a la Exención del requisito de nacionalidad para el acceso a la condición de personal estatutario en los centros dependientes del Servicio Madrileño de Salud por razones de interés general”Se procede en él a la aplicación de la excepción autorizada por el gobierno central a exigir el criterio de nacionalidad para la contratación de facultativos de especialidades médicas que se consideren deficitarias. El problema que vemos en dicha “excepción” es múltiple, y pasamos a desarrollarlo a continuación:

a) Por un lado, se trata de la constatación institucional de una insuficiencia en las plantillas de médicos que hemos venido denunciando de forma repetida, agravada por la pandemia, y que a menudo ha sido negada desde la propia Administración de la Comunidad.

b) Consideramos que, a diferencia de otras comunidades que han modificado sus normas en dicho sentido, la Comunidad de Madrid no ha agotado las posibilidades actualmente existentes para la provisión del personal médico, sino que ha mantenido sus condiciones de trabajo en un ámbito de precariedad que hace que los puestos de trabajo que van quedando vacantes en nuestra Comunidad no sean cubiertos por los nuevos especialistas que en ella se forman. En ese sentido, podemos citar como elementos de esa precariedad la falta de reconocimiento e incentivación del ejercicio en la Urgencia Extrahospitalaria – 112 (lo que origina múltiples carencias en su funcionamiento habitual), la insuficiente aplicación de medidas de conciliación y estabilización en la Atención Primaria (con múltiples vacantes también en este momento), la dilación temporal en la convocatoria de los procesos selectivos (sin aplicar la agilidad acordada en 2007) y, en el ámbito hospitalario, la falta de cumplimiento del acuerdo de bolsas de empleo, la falta de identificación de las plazas y la absoluta carencia de concursos de movilidad y traslado. Todo ello reduce nuestra capacidad de atracción de profesionales y origina, más allá de ello, una huida de nuestros profesionales hacia otros ámbitos geográficos; como ejemplo, baste recordar que la falta de creatividad gestora hizo que, de 223 especialistas en Medicina de Familia que terminaron su formación en nuestra Comunidad el año pasado, siendo muy necesarios para cubrir las vacantes que ya existían en ese momento, no se quedaran más que 17 en la Atención Primaria madrileña. Y todo ello en un contexto europeo en el que nuestros médicos se encuentran en la zona baja de la distribución según el nivel de retribución alcanzado, habiendo sufrido a lo largo de la pasada crisis económica un descenso en dicho nivel de en torno al 30%, del que tan sólo se ha revertido escasamente una tercera parte.

c) No se especifican, en ningún momento, los criterios con que se van a definir e identificar estas especialidades “deficitarias”, con lo que se corre el riesgo de convertir la medida de excepción en una nueva forma de precarización de las condiciones de trabajo, añadida a todas las anteriores.

d) Con este panorama, la excepción en el criterio de nacionalidad que permite la contratación de médicos extracomunitarios para suplir la carencia de médicos, sin haber optimizado previamente otras posibilidades, tan solo ahondará en la precarización de la profesión médica. Y lo hará, además, creando contratos en condiciones de una precariedad similar (o incluso peor, al faltar la perspectiva de continuidad temporal en dichos contratos) para médicos procedentes de otras latitudes. Todo ello lo hemos ya expresado en anteriores ocasiones. Y damos por sentado, en todo caso, que en ningún modo se abre la puerta a la relajación en los criterios de titulación necesarios para la contratación.

A nuestro juicio, se hace fundamental un mayor esfuerzo de creatividad e inversión en la modernización de la gestión del SERMASque hiciera mucho más atractivo el ejercicio de la Medicina dentro de sus instituciones sanitarias. Ello sí que ayudaría a recuperar el valor personal y social de la dimensión asistencial, fundamental en una sociedad como la nuestra. Si de verdad hubiera un compromiso político firme en mejorar nuestra atención sanitaria, asuntos como el establecimiento de la carpeta electrónica de los profesionales, la agilización de los procesos selectivos y la adaptación a las necesidades de conciliación de los profesionales serían una realidad, que potenciaría el compromiso de nuestros profesionales y haría innecesaria la excepción planteada, al menos como forma de resolver, de forma precaria, la actual carencia de profesionales.

Consideramos, por tanto, necesario centrar los esfuerzos en la motivación y captación de nuestros profesionales, en el aprovechamiento al máximo de nuestra capacidad docente mediante la ampliación de la oferta MIR correspondiente a nuestra Comunidad, y en la creación de un ambiente sanitario favorable a la permanencia de nuestros profesionales. Y sería deseable también una mayor transparencia en todo el proceso de gestión de recursos humanos del sistema sanitario que, en línea con algunas medidas ya desarrolladas (como la publicación de las plantillas de las diferentes instituciones sanitarias del SERMAS), hiciera público el funcionamiento de herramientas tan fundamentales como las bolsas de empleo que ya existen, para que puedan ser consultadas en tiempo real por los interesados.

Por ello, proponemos que se desarrollen legalmente, y según lo ya planteado en Mesa Sectorial, los siguientes contenidos:

1.- Desarrollo, con los criterios de transparencia mencionados, de las bolsas de empleo correspondientes a todas las categorías estatutarias, definiendo adecuadamente los perfiles competenciales que sean necesarios.

2.- Compromiso con la agilización de los procesos selectivos, que puedan desarrollarse (como ya consiguen la mayoría de CCAA) con una periodicidad máxima de dos años, incorporando la posibilidad de traslado previo como medida para facilitar la retención y motivación de los profesionales, y su horizonte laboral. Incluyendo en este apartado la correcta y unívoca identificación de todas y cada una de las plazas.

3.- Mejora de las condiciones de ejercicio profesional, haciéndolas atractivas para nuestros profesionales, teniendo en cuenta los diferentes ámbitos de actuación y estableciendo unas retribuciones acordes con el nivel de responsabilidad y el contexto europeo al que pertenecemos, así como una carga de trabajo adecuada que en la actualidad está desbordada.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM