Menu

El grito de auxilio de Usera ante el deterioro de su sanidad pública

26 febrero, 2022 - Actividad observatorio SSPP, Sanidad, Servicios Públicos, Sin categoría
El grito de auxilio de Usera ante el deterioro de su sanidad pública

Las asociaciones vecinales de Usera se han unido para denunciar el alarmante estado de la Atención Primaria en el distrito e impulsar una movilización que logre revertir su deterioro. En este marco, el próximo 3 de marzo organizarán a las 18:30 concentraciones simultáneas ante los seis centros de salud del distrito: Orcasur, Orcasitas, San Fermín, Las Calesas, Almendrales y Joaquín Rodrigo.

Antes de la pandemia de la Covid-19 la situación de los centros de salud de Usera no era buena: faltaban profesionales y recursos para atender a la población con la calidad que merece. Pero ahora es tan delicada e insostenible que sus colectivos vecinales se han unido para lanzar un “grito” colectivo de auxilio con el fin de frenar este deterioro. Un “grito por la sanidad pública” que en la tarde del próximo 3 de marzo se escuchará en los seis centros de salud del distrito: Orcasur, Orcasitas, San Fermín, Las Calesas, Almendrales y Joaquín Rodrigo. Ese día, las asociaciones vecinales La Unión de Almendrales, La Mancha, Zofío, Moscardó, Orcasur, Orcasitas, Guetaria y San Fermín han convocado a sus puertas concentraciones simultáneas a las 18:30. La jornada de lucha forma parte de una campaña que iniciaron el pasado 3 de febrero con la difusión de un comunicado y un cartel y la celebración de una multitudinaria asamblea informativa en el Centro Cultural de Orcasitas, sede de su asociación vecinal.

Los colectivos de barrio denuncian que las listas de espera crecen semana tras semana y hoy en día es muy difícil obtener una cita antes de 15 días para ser atendido por el médico de familia. No es de extrañar. La Consejería de Sanidad no cubre muchas de las bajas, vacaciones y traslados de profesionales, lo que “está obligando al personal a doblar turnos para evitar el cierre” de centros de salud y “que algunas situaciones de enfermedad no se agraven”. Hay que subrayar que las actuales plantillas, muy mermadas y agotadas después de dos años de pandemia, a diferencia de lo que sucedía antes de la llevada de la Covid-19, hoy tienen que sumar el seguimiento de los casos de coronavirus y la campaña de vacunación a la atención de las enfermedades y demandas ordinarias de sus pacientes.

Todo esto está “perjudicando muy seriamente a la atención domiciliaria y a las personas mayores y dependientes, es decir, a las más vulnerables. Además, el personal administrativo tiene que elegir entre descolgar el teléfono o atender a los y las pacientes que están en esperan, ¡como si esto fuera la cola de sacar entradas para un espectáculo!”, se queja la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Usera en el citado comunicado.

Uno de los centros de salud donde la situación se ha tornado más crítica es el de Orcasur, que corre el riesgo de ser cerrado por la Comunidad de Madrid, ya que “solo tiene un médico por la tarde”. Esto hace que “haya pacientes sin médico/a de familia o pediatra asignado, siendo un derecho constitucional, y un peligro de salud pública por el riesgo de contagio y agravamiento de las enfermedades”, sostiene la coordinadora. Desde hace varios meses, la Asociación Vecinal de Orcasur organiza cada lunes por la tarde una concentración a las puertas del establecimiento sanitario con el fin de denunciar su deterioro e impedir su clausura.

A todo lo anterior hay que sumar el cierre del Servicio Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Orcasitas, el único existente en Usera, un distrito que hoy cuenta con 141.000 habitantes. La Comunidad de Madrid clausuró todos los SUAP en marzo de 2020 con el objeto de reforzar el hospital de campaña del IFEMA y desde entonces los mantiene cerrados. Como consecuencia, “las urgencias se tienen que atender en los hospitales, con el grave hacinamiento y saturación que esto provoca”, subrayan las asociaciones vecinales.

Ante el deterioro de la calidad asistencial, “algunos usuarios caen en la tentación, claramente injusta, de hacer culpable al personal del centro de salud de las situaciones que nos afectan como pacientes”, lo que la Consejería “aprovecha para seguir el desmantelamiento, y en vez de resolver todo ello ahora quiere imponer las video consultas que definitivamente hunden la atención presencial”, denuncia la coordinadora vecinal.

Por todo lo anterior, las asociaciones vecinales de Usera han hecho públicas cinco reivindicaciones básicas, cinco demandas que gritarán con fuerza en las concentraciones del próximo 3 de marzo:

– Recuperación de la plantilla orgánica de los centros de salud e incremento de la plantilla ante la saturación ocasionada por la situación actual de pandemia.

– Recuperación de la atención presencial.

– No a los diagnósticos digitales.

– No a los recortes en los horarios de los centros de Salud.

– Apertura inmediata del Servicio de Urgencia de Atención Primaria.

– En contra del aumento de los costes de la privatización de la Sanidad Pública.

De cara a las protestas del 3 de marzo, estas son las direcciones de los centros de salud de Usera:

– Centro de Salud Almendrales. Calle Visitación, 5.
– Centro de Salud Joaquín Rodrigo. Calle Mariano Vela, 62.
– Centro de Salud Orcasitas. Calle Cestona, 3.
– Centro de Salud Orcasur. Calle de Arenas del Rey, 1.
– Centro de Salud San Fermín. Avenida de San Fermín, 3.
– Centro de Salud Las Calesas. Calle de las Calesas, 12.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM