Menu

Coronavirus Capitalism — and How to Beat It

19 marzo, 2020 - Coronavirus COVID 19, EE.UU., Medio Ambiente, Sanidad
Coronavirus Capitalism — and How to Beat It

Naomi Klein, autora de la célebre ‘doctrina del shock’, expone como una vez más se usa una amenaza (real en este caso) para, aprovechándose de la confusión, ayudar a los grandes capitales y dejar en la estacada a los menos pudientes, los cuales sin una cobertura médica y necesitados de dinero acudirán a trabajar dispersando más el virus. Sin embargo explica como otro resultado ha sido y es posible en ocasiones: aprovechar esa crisis para dar un salto adelante. El futuro no está escrito y opiniones que hace una semana eran locuras en EEUU parece que empiezan a calar.
Publicamos la transcripción de la introducción al vídeo que se muestra en Youtube así como la transcripción al español no insertada en subtitulo en el.

Capitalismo del coronavirus, y cómo vencerlo

Por Naomi Klein. 

Los gobiernos de todo el mundo están ocupados explotando la crisis del coronavirus para presionar por rescates corporativos sin restricciones y retrocesos regulatorios.

«He pasado dos décadas estudiando las transformaciones que tienen lugar bajo la cobertura del desastre», escribe Naomi Klein. «He aprendido que una cosa con la que podemos contar es esta: durante los momentos de cambio catastrófico, lo que antes era impensable de repente se convierte en realidad».

En las últimas décadas, ese cambio ha sido principalmente para lo peor, pero no siempre ha sido así. Y no tiene por qué seguir siendo en el futuro.

Este video trata sobre las formas en que la crisis Covid-19, que continua,  está rehaciendo nuestro sentido de lo posible. La administración Trump y otros gobiernos de todo el mundo están explotando la crisis para impulsar rescates corporativos sin restricciones y anulaciones regulatorias. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, se está moviendo para derogar las regulaciones financieras que se introdujeron después del último colapso financiero importante, como parte de la Ley Dodd-Frank de 2010. 

China, por su parte, está indicando que relajará los estándares ambientales para estimular su economía, lo que eliminaría el principal beneficio que la crisis ha producido hasta ahora: una marcada caída en la contaminación letal del aire de ese país.

Pero esta no es toda la historia. En Estados Unidos, también hemos visto cómo la organización a nivel de las ciudades y los estados gana importantes victorias para suspender los desalojos durante la pandemia. Irlanda ha anunciado seis semanas de pagos de emergencia por desempleo para todos los trabajadores que de repente se encuentran sin trabajo, incluidos los trabajadores por cuenta propia. Y a pesar de las afirmaciones del candidato presidencial de EE. UU. Joe Biden durante el reciente debate de que la pandemia no tiene nada que ver con Medicare para todos, muchos estadounidenses, de repente se están dando cuenta de que la ausencia de una red de seguridad en funcionamiento exacerba las vulnerabilidades al virus en muchos frentes.

Esta crisis, como las anteriores, bien podría ser el catalizador para brindar ayuda a los más ricos de la sociedad, incluidos los más responsables de nuestras vulnerabilidades actuales, al tiempo que no ofrece casi nada a la mayoría de los trabajadores,  obligados a consumir los pequeños ahorros familiares y a cerrar las pequeñas empresas . Pero como muestra este video, muchos ya están retrocediendo, y la historia final aún no se ha escrito.

Script del video: Capitalismo del coronavirus, y cómo vencerlo

De Naomi Klein

 “Solo una crisis – real o percibida – produce un cambio real. Cuando esa crisis ocurre, las acciones que se hacen dependen de las ideas que 

Milton Friedman.  

Ideas que corren por ahí 

 Friedman, uno de los economistas de libre mercado más extremos de la historia se equivocó acerca de casi todo, pero tenía razón en que en tiempos de crisis, ideas aparentemente imposibles, de repente se hacen posibles. Pero ¿las ideas de quienes? ¿Ideas razonables y justas diseñadas para mantener a la mayoría de personas posibles a salvo, en seguridad y saludables -, o bien ideas depredadoras   diseñadas para enriquecer aún más al ya inimaginablemente rico,  mientras dejan al más vulnerable aún más expuesto? 

Coronarivus – Capitalismo y como vencerlo

La economía mundial se está apoderando de los choques en cascada. 

Covid 19 puede ser caracterizado como una pandemia. 

En el despertar de la crisis del coronavirus, las acciones han dejado de negociarse en Wall Street después de una caída del  7%. 

Este es un día histórico. La mayor caída que vista desde el choque de 1987. 

La caída fue estimulada por la creciente guerra de precios del petróleo, cuando el mercado   estaba ya debilitado por los temores del coronavirus. 

No me hago responsable en absoluto. (Trump) 

N. K. En medio de este pánico generalizado,  lobistas de todas las tendencias, por supuesto están desempolvando todas las ideas  que tenían por ahí.  

N. K. Trump está empujando una  suspensión del impuesto sobre la nómina que podría llevar a la quiebra de la Seguridad Social, proporcionando  una excusa para cortarla o privatizarla completamente. Una idea que ha estado presente durante mucho tiempo. 

Un trabajador voluntariamente debería poder depositar parte de su propio dinero en una cuenta de ahorro privada. (George W. Bush)

N. K. Esto ocurre en los dos lados del pasillo (derechas e izquierdas). 

Cuando propongo que deberíamos congelar el gasto federal, incluía también a la Seguridad Social. Quiero decir también Medicare y Medicaid. (Senador Joseph Biden D.Delaware). 

 N. K. Y  luego están las ideas que se hacen flotar  para rescatar a algunos de los sectores más ricos y  más contaminantes de nuestra economía.   

Estamos trabajando muy de cerca con la industria de las líneas de cruceros, asi como con las industrias de las aerolíneas.  Son dos grandes industrias a las que ayudaremos con estos parches. (Trump)

N. K. Rescates para las empresas de fracking  sin mencionar los barcos de cruceros, las aerolíneas y  los hoteles, distribución de la que Trump podría beneficiarse personalmente. Esto es un gran  problema porque el virus no es la único crisis que enfrentamos – ya que también hay alteraciones climáticas y  estas industrias que están siendo rescatadas con nuestro dinero, son las que están dirigiendo esta otra crisis. 

Trump también se ha reunido con los aseguradores de la salud privada. 

Nos hemos reunido con los altos ejecutivos de las compañías de seguros sanitarios. (Trump)

N. K. Estos son los que han hecho  asegurado que tantos estadounidenses no puedan pagar  los cuidados que necesitan. Y ¿qué posibilidades tienen de no tener que extender sus manos?  Parece que toda la pandemia está siendo subcontratada. 

Bien, señor Presidente, gracias por  invitándonos hoy aquí junto a nuestros  colegas de Walmart y Walgreens y nuestros socios en CBS.  Nrmalmente usted nos mira como sus competidores, pero hoy estamos centrados  en un competidor común, que es vencer la propagación del coronavirus.  

N. K. El primer movimiento de los Federales fue inyectar 1.5  trillones de dólares en el mercado financiero, sin duda con más que está en camino. Pero si eres un trabajador, especialmente un trabajador concertado, hay muchas posibilidades de que te quedes fuera del sorteo. 

Si necesitas ver un  médico para cuidar de tu salud,  hay muchas probabilidades de que nadie te ayude a pagar si no estás cubierto por un seguro. 

Y si quieres prestar atención  a las advertencias de salud pública para quedarte en casa en vez de ir a trabajar,  hay muchas posibilidades de que no te paguen. Por supuesto, todavía tienes que pagar tu renta y todas tus deudas como médicos, estudiante, tarjeta de crédito, hipoteca…

Los resultados son predecibles. Demasiados enfermos  no tienen más remedio que ir a trabajar, lo que significa más personas contratando y  propagando el virus. Y sin rescates integrales para los trabajadores, podemos esperar más quiebras, más  gente sin vivienda en el futuro. 

Mira, ya conocemos este guión. En 2008, la última vez que tuvimos  un colapso financiero global, el mismo tipo de malas ideas se llevaron a cabo para  rescates corporativos sin ningún compromiso. Y las personas normales en todo el mundo pagaron el precio.  Incluso entonces eso era totalmente predecible.  

Hace trece años escribí un libro llamado “La  Doctrina del choque: el surgimiento del desastre  del capitalismo”. Describía una táctica brutal y recurrente de los gobiernos de derechas. Después de un evento impactante – una guerra, un  golpe, un ataque terrorista, una caída del mercado, o un desastre natural – explotan la desorientación del público. Paran la democracia. Llevan a cabo políticas radicales de “libre mercado” que enriquecen al 1%  de la población, a cuenta de las clases pobres y medias. Pero esto es lo que mi investigación me ha enseñado: los choques y las crisis no siguen siempre el camino de la Doctrina de Choque. De hecho, es posible que la crisis catalice,  un tipo del salto evolutivo. Pensemos en la década de 1930, cuando la Gran Depresión condujo al Nuevo Tratado. 

Lo único que tenemos que temer es al miedo. 

N. K.  En los Estados Unidos como en otros lugares  los gobiernos comenzaron a tejer una red de seguridad social para que la próxima vez que hubiera un choque, hubiera programas como  la Seguridad que llegaran a la gente. 

Cada familia tiene derecho a una casa decente, a cuidados de salud adecuados, y la oportunidad de lograr y disfrutar de buena salud 

N. K.  Mira, sabemos que el plan de Trump es: una doctrina  de choque pandémico, con toda las ideas más peligrosas que existen por ahí   – desde privatizar la Seguridad Social al bloqueo de fronteras, enjaular aún a más  migrantes. Demonios! incluso podría intentar cancelar las elecciones. Pero el final de esta historia aún no se ha escrito. Es un  año electoral, y los movimientos sociales y los políticos insurgentes ya están ya movilizados. Y como en la década de 1930, hay un montón de otras ideas.  

¿Creemos que todos y cada uno debería  tener derecho a los cuidados de salud? (Sanders) 

¡SI! (el público)

No pararemos de organizar y luchar hasta que todos  los que no tienen una casa (los sin techo) y que desean un hogar, tengan refugio tienen refugio. 

Cancelar la deuda estudiantil. 

Tiene sentido que  si estás enfermo no deberías ser  penalizado, cuando no tienes ningún ingreso. 

N. K.  Muchas de estas ideas fueron descartadas como  demasiado radicales hace solo una semana. Pero ahora están  empezando a parecer el único camino razonable para salir de esta  crisis y prevenir las futuras. 

Ahora, hay algo que ayuda a explicar la diferencia entre la situación de prueba  en Corea del Sur y en los Estados Unidos, entre Corea del Sur y en los Estados Unidos. Corea del Sur, como los países europeos y Canadá  tienen un seguro universal de pagador único. Esto significa que es más fácil movilizar y que la gente sepa qué hacer. Hay casi una única respuesta a cómo  para hacerse la prueba. Los Estados Unidos son un mosaico de innumerables sistemas diferentes y así no puedes decir “estos son exactamente los pasos que todo estadounidense debe dar para hacerse la prueba del coronavirus”. 

N. K.  Y con Washington  de repente en el negocio de estímulos gigantes,  este es precisamente el momento para el estímulo del que muchos de nosotros llevamos  hablando durante años. 

Hoy es el día  en que realmente nos embarcamos en un completo  agenda de economia social y racial justicia en los Estados Unidos de América. 

N. K.  Se llama el Nuevo Tratado Verde (Green New Deal).  En vez de rescatar las industrias sucias del siglo pasado, deberíamos impulsar las industrias limpias que nos llevarán a la seguridad  en el próximo siglo. Si hay una cosa que la historia nos enseña, es que los momentos de choques son profundamente volátiles. O bien perderemos mucho terreno, dejándonos llevar por las élites y entonces pagaremos el precio por  décadas. O ganamos victorias progresivas que parecían imposibles solo unas pocas semanas antes. Este no es el momento para perder nuestro valor. El futuro estará determinado por quien está dispuesto a luchar más por las ideas que tienen por ahí.  

Traducido por Begoña Iñarra

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM