Menu

Las instituciones financieras presionan a Madrid

29 septiembre, 2015 - Mercados Financieros, Nacional

    Duro golpe político, disfrazado de análisis económico, el que ha intentado lanzar hoy la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s, quien ha reducido a «negativa» su perspectiva sobre la deuda de la ciudad de Madrid debido a las promesas por parte del consistorio gobernado por la candidatura unitaria Ahora Madrid de llevar […]

 

 

Duro golpe político, disfrazado de análisis económico, el que ha intentado lanzar hoy la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s, quien ha reducido a «negativa» su perspectiva sobre la deuda de la ciudad de Madrid debido a las promesas por parte del consistorio gobernado por la candidatura unitaria Ahora Madrid de llevar a cabo una auditoría de la deuda.

Ya desde el pasado mes de agosto, el consistorio liderado por Manuela Carmena ponía en marcha un proceso de auditoría de la deuda pública, así como de las contrataciones del anterior consistorio del PP en la capital, cuyas conclusiones se pretenden someter a consulta ciudadana para que la gente sea la que decida si un contrato financiero es lesivo para los intereses municipales o no, en lugar de tener únicamente en cuenta los intereses de las grandes corporaciones financieras y empresas con las que el Ayuntamiento ha tenido acuerdos en el pasado.

Según la agencia, la auditoría ciudadana podría tener implicaciones negativas en la voluntad de la ciudad para pagar su deuda, que en más del 80 % tiene suficientes elementos para ser declarada ilegítima, y que ha puesto las alarmas en las instituciones financieras, deseosas de seguir manteniendo sus intereses intactos como han venido haciendo en los últimos 40 años.

La publicación de estas «reducciones» de la perspectiva de deuda, ha sido uno de los instrumentos tradicionales de control de estas agencias de calificación (tales como Standard & Poor’s, Moody’s, o Fitch Ratings) , con el objetivo de presionar a los gobiernos y corporaciones para forzar a tomar decisiones favorables a los intereses de las grandes empresas y crear un clima de opinión favorable o desfavorable hacia el gobierno en cuestión.

Entre las amenazas de ayer de la patronal catalana de cara al 27S y los «toques» de castigo de S&P al nuevo consistorio madrileño, estos dos últimos días han sido un buen ejemplo de esos para aprender que la democracia y la soberanía reside en las urnas y no en los consejos de administración de las multinacionales.
Fuente; El Economista.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización

Etiquetas:

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM