Menu

Regeneración del Estado Social y Democrático de Derecho: los funcionarios garantes de la legalidad.

18 junio, 2015 - Nacional

Francisco Altemir. Attac Madrid   Ha llegado a mis manos un documento suscrito por los Jueces Decanos de España: http://cdn27.hiberus.com/uploads/documentos/2014/12/03/documentos_conclusionesdelaxxivreuninnacionaldejuecesdecanosdeespaa_12de885e.pdf Conclusiones que suscribo plenamente porque nadie mejor que ellos conoce el funcionamiento de la Justicia en España. En esta reflexión trataré de dar algunas pistas para evitar la corrupción de raíz y en determinados casos. […]

justicia3Francisco Altemir. Attac Madrid

 

Ha llegado a mis manos un documento suscrito por los Jueces Decanos de España: http://cdn27.hiberus.com/uploads/documentos/2014/12/03/documentos_conclusionesdelaxxivreuninnacionaldejuecesdecanosdeespaa_12de885e.pdf

Conclusiones que suscribo plenamente porque nadie mejor que ellos conoce el funcionamiento de la Justicia en España.

En esta reflexión trataré de dar algunas pistas para evitar la corrupción de raíz y en determinados casos. Me referiré a tratar de poner barreras, legales y de procedimiento, que eviten actos corruptos. Sería una barrera a priori que evitase la ejecución de actos delictivos y aliviase la pesada carga de los jueces. Por mi formación de ingeniero soy intelectualmente radical y me gusta averiguar las raíces de los problemas. Por otra parte es de sobra conocido que más vale prevenir que curar y/o castigar.

Evidentemente juega un papel muy importante la educación de la conciencia ética y ciudadana de tal forma que no impere el todo el mundo lo hace que justifican las relaciones clientelares, familiares o de amiguismo (¡quién no tiene padrinos no…!). Todo ello en perjuicio de la Justicia, en perjuicio del OTRO que no tiene esas agarraderas. Ya sé que es muy difícil erradicar esta  ausencia de conciencia en las mentes españolas, como es muy difícil erradicar la pobreza en los países empobrecidos por nosotros. Hay que inocular una vacuna en nuestro cerebro: ninguno de nuestros actos es inofensivo y neutro, todos tienen un efecto mariposa que puede repercutir para bien o para mal en la vida de otras personas que no conocemos y que pueden vivir en las antípodas. No se educa para ello pues ojos que no ven, corazón que no siente y podemos cometer los mayores crímenes sin ser conscientes de ello ni sentirnos responsables

Calidad de los funcionarios

Los funcionarios españoles, cada uno en su especialidad, son los mejores profesionales del país. Sin embargo la deformación mental del “pensamiento” neoliberal ha inoculado en el pensamiento colectivo que los funcionarios son unos vagos que solamente piensan en tomar café y leer los periódicos. Los que así opinan se desviven por llevarse a un Abogado del Estado como Secretario del Consejo de Administración que presiden. O llevarse a un Inspector de Hacienda como asesor fiscal de la Corporación. Saben que son los mejores en su especialidad porque han superado unas durísimas pruebas para acceder al puesto.

Los médicos requieren una mención aparte. Después de 6 años de estudio en una Facultad de Medicina obtienen la licenciatura o grado. Después tienen  que hacer una especialidad para lo que tienen que superar un concurso oposición, el célebre examen MIR para acceder a un nº limitado de plazas como Médico Interno Residente en hospitales y cursar una especialidad con una duración mínima de 2 años para la hidrología médica y de 5 años para la mayoría de las especialidades y, por supuesto, las que incluyen la cirugía.

En el supuesto de que el alumno sea brillante y estudioso y no pierda ningún año, se requieren 12 años de estudios. No es de extrañar que los profesionales de la Sanidad Pública sean excelentes. Es un escarnio los políticos traten tan mal a los MEJORES de tal forma que tengan que agruparse en la Marea Blanca para defender, no ya sus derechos (que los tienen) sino el servicio público que prestan y no caiga en las manos sucias de logreros y especuladores con la enfermedad ajena.

 

Defensa de la legalidad

Cualquier funcionario debe respetar y defender la legalidad vigente haciendo que toda actuación administrativa se ajuste a ella.

El problema principal radica cuando ese funcionario cambia de bando y de ser Abogado del Estado se pasa a la empresa privada convirtiéndose en Abogado “contra” el Estado, aprovechando las lagunas e imprecisiones de las leyes en beneficio de su nuevo amo. También hemos visto a fiscales o jueces bordear o sortear la ley (la conversión de la M 30 en Calle 30 es un caso paradigmático de burla de la ley llevado a cabo por un alcalde, jurista y fiscal excedente, al no ser necesario el Informe de Impacto Ambiental requerido por la UE en el  caso de M- 30, al ser autovía).

Estas puertas giratorias profesionales es una práctica poco ética y estética, requiere lo que antaño se llamaba tener manga ancha y sería un mal uso de la confianza que la sociedad ha depositado en una persona. Ahora, eso sí y de momento  está dentro de la más estricta legalidad.

 

Administración Local

Los mayores y más sonados casos de corrupción se han producido en los Ayuntamientos, Diputaciones, Empresas Públicas y demás entes semiprivados y semipúblicos.

Tradicionalmente España ha sido un país caciquil como lo muestra la literatura y la historia. El cacique es el que mangoneaba en los municipios y ¡ay del maestro que quisiese educar (de verdad) a sus alumnos! Corría el peligro de morir de hambre con su familia ante la alianza del párroco y del cacique.

El Conde de Romanones (ministro conservador), a primeros del Siglo XX, creó el cuerpo del Magisterio Nacional, empezaron con cargo al erario público y conservando su dignidad e independencia.

Para socavar el poder caciquil en los Ayuntamientos, descontrolado, corrupto y corruptor, despótico e incubadora de toda clase de favoritismos y de enchufismos se crearon los Cuerpos Nacionales de Secretarios e Interventores para velar por la legalidad y que el gasto público en obras y servicios se ajustase también a ella y que no se moviese una peseta sin la firma de conformidad del Interventor.

Con José Calvo Sotelo, conservador también, nació el Estatuto Municipal de 1924, creándose los Cuerpos Nacionales de Secretarios e Interventores. La II República no sólo respetó dicha decisión sino que creó la Escuela de Funcionarios de Administración Local.

Francisco Sosa Wagner, Catedrático de Derecho Administrativo, es muy explícito.

“Ha sido una lástima que el modelo legal fuera malogrado por la discrecionalidad implantada a partir de las libres designaciones y otras corruptelas (finales de 1991), amén del progresivo vaciamiento de competencias de tales funcionarios, especialmente lacerante en las “grandes poblaciones” (Diciembre de 2003, Gobierno de Aznar), proclives a convertirse, a poco que nos esforcemos, en campo del más añejo caciquismo, ahora a favor de los partidos políticos y de sus intereses clientelares.

[…] A ello hay que añadir las necesidades crecientes de los partidos políticos españoles que compensan su endeblez ideológica y sus carencias económicas con una atrevida voracidad a la hora de colocar a familiares y allegados en las estructuras administrativas de los ocho mil y pico municipios que hay en España.

Esta circunstancia ha llegado a un incremento espectacular del personal de confianza de los responsables políticos que, a menudo, disputa al funcionario especializado atribuciones y, por supuesto, rango e influencias en la Corporación. Y es que el ayuntamiento es un palco privilegiado para percibir la enorme falacia que considera “progresista” esa cantinela de la cercanía a los administrados. Sabemos perfectamente que esto no es necesariamente así y que, a menudo, la objetividad y la imparcialidad derivan justo  de lo contrario, de la lejanía»

Lope de Vega, en su obra el mejor alcalde el Rey, éste devuelve la honra a un hidalgo pobre arrollado por el rico cacique de turno, ajusticiando al último. La lejanía era ya entonces garantía de imparcialidad y de justicia.

La corrupción se ha instalado en los  Ayuntamientos a los que se ha dejado algo tan importante como el Urbanismo. El Territorio es  Patrimonio de todos los españoles y no de los alcaldes de turno que tienden a favorecer a “empresarios” nacidos al olor del ladrillo que ¡cómo no! son parientes o condiscípulos desde parvulitos del Alcalde o del concejal de Urbanismo.

Marbella no es un caso único. Con las Autonomías pasa lo mismo ¿cómo se pueden gastar miles de millones de euros en subvenciones en Andalucía sin que hayan saltado antes todas las alarmas. También en las comunidades de Valencia, de Madrid? ¿Cómo se pueden gastar los dineros públicos en un Estado Social y de Derecho en obras faraónicas en Valencia, Galicia etc, sin ninguna utilidad pública para los ciudadanos, sin que salten las alarmas?

Personalmente recuerdo que había que justificar ad infinitum que el proyecto de una obra, carretera, puente, depuradora era necesario para el Bien Común. Ahora cualquier alcalde, Ministro, Presidente de Comunidad se gasta nuestros dineros contratando a una empresa asesora de comunicación para que haga una campaña para mejorar su propia imagen. ¿Habrase visto desatino igual? ¿Cómo se puede tolerar tamaño desmán? Recuerdo a aquel ingenuo pero pervertido (supuestamente claro) Presidente del Tribunal Supremo y del Poder Judicial al que pagábamos sus estancias de fin de semana largo en los lujosos antros de Marbella. Es el summum de la corrupción del desatino y de la perversión de los fines del Estado.

¿Qué cabeza puede imaginar que se esté legitimado por las urnas o por el dedo para vender a Goldman Sachs (banco famoso por sus operaciones especulativas y nido de fondos buitre relacionados con el hijo de la alcaldesa saliente) los pisos de protección oficial, construidos sobre suelo público por el Instituto de la Vivienda de Madrid, con dinero público, con el FIN de alquilarlos a familias necesitadas:

http://www.eldiario.es/sociedad/Aznar-Botella-Goldman-Sachs-controlar-Madrid_0_397210629.html

Es una burla al Estado Democrático Social y de Derecho, un expolio a los inquilinos que van a ser desahuciados y una malversación de nuestros impuestos en beneficio de familiares de primer grado.

Todo se ha debido cocinar con todas las de las ley.  Mis preguntas son:

1º.- ¿De quién partió la idea?

2º.- ¿Qué fin perseguían en nombre del Bien Común?

3º.- ¿Quién cocinó la venta para que aparentase estar ajustado a Derecho?

4º.- ¿Quién autorizó con su firma la legalidad del acto?

El respeto a las instituciones del Estado y de las personas que las hacen funcionar es una condición indispensable para la regeneración del Estado que no es de ningún partido ni grupo de presión es de todos los ciudadanos.

 

Mal ejemplo

La actuación de las autoridades  y de los políticos debería ser ejemplarizante.

Al no serlo y despreciar y maltratar a los funcionarios y empleados del Estado hace que el ejemplo cunda y los médicos, maestros y todos aquellos que trabajan ante el público sufran injustamente las iras de los ciudadanos por medidas, de las que también son víctimas, pues  el político ha abierto la veda para que puedan ser insultados, vejados e, incluso, agredidos.

La privatización de los servicios públicos en las ciudades, limpieza de calles, recogida de contenedores de papel y vidrio ha tenido un efecto nefasto. Nadie vigila a las empresas contratadas por lo que el “servicio”, por lo menos en Madrid capital, no puede ser peor. Esto tiene un componente añadido: los “ciudadanos” aprovechan para dejar en medio de calles y calzadas todo tipo de residuos.

También, de la misma forma, y por la pasividad de los políticos, son pocos los conductores que respetan el límite de velocidad en la ciudad. En Madrid impera en la calle la ley del más fuerte. Se ha convertido en una ciudad sin Ley como las de las películas del Oeste. Los alcaldes en la que los dueños de los perros no se ocupan de recoger excrementos. ¿Para qué, si más sucia y degradada no puede estar?

Coartada

Que los políticos hayan promovido el descrédito de los funcionarios les ha servido para enriquecerse, ellos mismos, o sus amigos y compadres, pues les sirve de coartada para privatizar servicios. Falacia que ha calado en las mentes sencillas y/o interesadas.

Hace unos años se privatizó la lavandería pública para la ropa hospitalaria. Lavandería sita en Mejorada del Campo. Yo lo denuncié en su día: http://www.attacmadrid.org/?p=8204  . El tiempo me ha dado la razón. La ropa “lavada” llega sucia y rota a los hospitales. El fin primero y único de las empresas es el afán de lucro y no dar un servicio eficiente. Quien piense que son hermanitas de la caridad están muy equivocados o pretenden aprovecharse

Puede que haya funcionarios corruptos, es algo inevitable. Pero su ausencia, y consiguiente falta de control de la legalidad, nos abocan al ESTADO DESMORONADO en que nos encontramos hoy como denunciaba en:  http://www.attacmadrid.org/?p=12532

Mañana será tarde, es el título del último libro de un periodista de raza, José Antonio Zarzalejos. La lectura del capítulo dedicado a la corrupción y a la defensa de los servidores públicos honrados, me ha animado a escribir éste, como 2ª parte del ESTADO DESMORORONADO y dando pistas para ayudar a  la reconstrucción del ESTADO SOCIAL Y DEMOCRÁTICO DE DERECHO

Madrid, 11 de junio de 2015

Francisco Altemir, Attac Madrid

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM