Menu

Tragedia en el Mediterráneo: 700 muertos

28 abril, 2015 - Internacional, Portada, Unión Europea

José Antonio Pérez, es miembro de ATTAC Madrid La tragedia del pasado fin de semana es la más grande en cuanto a pérdida de vidas humanas que se ha producido en el Mediterráneo. Semanas antes, 400 personas perdieron la vida en un incidente similar. Y miles más perderán sus vidas en las próximas semanas si la […]

José Antonio Pérez, es miembro de ATTAC Madrid

La tragedia del pasado fin de semana es la más grande en cuanto a pérdida de vidas humanas que se ha producido en el Mediterráneo. Semanas antes, 400 personas perdieron la vida en un incidente similar. Y miles más perderán sus vidas en las próximas semanas si la Unión Europea no actúa ahora. En el año 2014 aproximadamente 219.000 personas cruzaron el Mediterráneo, y 3.500 personas perdieron la vida.
Una de las muchas objeciones manejadas por los opositores a la Renta Básica de Ciudadanía es el riesgo de que la instauración de esta medida en un país como el nuestro, ejerciera como hipotético atractor de migrantes venidos de países más pobres con el propósito deliberado de beneficiarse de esta medida. En definitiva, que la RBC actuase como un ‘efecto llamada’.
Es una hipótesis que cabe inscribir en el marco de prejuicios contra la pobreza en general. Porque como la realidad se encarga de demostrar, a través de episodios tan dolorosos como este, el hecho cierto es la existencia de un flujo constante e imparable de gentes de distintas regiones de África que huyen de la miseria, la persecución política, ideológica o religiosa. Aunque en ningún país europeo haya establecido nada parecido al ingreso universal garantizado.
Es el caso de Tareke Brahne (*). «Huí de Eritrea cuando tenía 17 años, escapando de los militares, la guerra y una dictadura feroz. Estaba desesperado. Nada me podía parar, ni siquiera el miedo a morir en el mar. Fui rechazado en un primer intento de llegar a Italia, pero lo intenté de nuevo, y lo conseguí».

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) confirma que se ha reducido el perfil de los que viajan motivos económicos y ha aumentado el de personas afectadas por conflictos en sus países de origen.

Es decir, que cabría más bien hablar de ‘efecto escape’ antes que de efecto llamada. La presión social, económica y política que soportan los habitantes de los países más conflictivos es la que empuja a la población a buscar una válvula de escape a toda costa. A todo riesgo.

Firmar la petición: «No más muertes en el Mediterráneo»

http://www.change.org/p/no-m%C3%A1s-muertes-en-el-mediterr%C3%A1neo-junckereu-marianorajoy-nom%C3%A1smuertes

____________________
(*)Tareke Brhane es el presidente del «Comité 3 de Octubre», una organización sin ánimo de lucro fundada tras el hundimiento de un barco en Lampedusa el 3 de octubre de 2013, donde 368 personas perdieron la vida. El objetivo de la organización es la adopción de un día conmemorativo en honor a los migrantes que han muerto, así como las personas que han arriesgado sus vidas para salvarles, a celebrarse cada 3 de octubre. Tareke ha recibido la medalla al activismo social en 2014, durante la XIV Cumbre de Premios Nobel de la Paz.
PUBLICADO POR 
ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM