Menu

No nos representan (ni Ana Mato ni sus mariachis)

29 octubre, 2013 - Nacional, Sanidad

Contra el pacto entre los autodenominados «Foros Profesionales» y el Ministerio de Sanidad. Por Marciano Sánchez Bayle y Sergio Fernández Ruiz. Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.   El Ministerio de Sanidad y los denominado «Foros de la Profesión Médica y de Enfermería» organizan una autodenominada “Conferencia de Profesionales Sanitarios” en los […]

ana matoContra el pacto entre los autodenominados «Foros Profesionales» y el Ministerio de Sanidad. Por Marciano Sánchez Bayle y Sergio Fernández Ruiz.

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

 

El Ministerio de Sanidad y los denominado «Foros de la Profesión Médica y de Enfermería» organizan una autodenominada “Conferencia de Profesionales Sanitarios” en los que estas entidades se arrogan la “representación” de todos los profesionales sanitarios llegando a acuerdos con el Ministerio de Sanidad que establecen distintas medidas que perjudican claramente al Sistema Público de Salud:

La finalidad de este pacto es:

-Crear microempresas dentro de los centros para competir entre sí, en el marco legal de un mercado sanitario mixto (público y privado), financiado esencialmente con fondos públicos.

-Establecer alianzas y acuerdos con otras empresas del mismo o de diferentes centros sanitarios para desarrollar sus estrategias empresariales. Esto permite dar entrada al capital privado de empresas, a los laboratorios farmacéuticos, a las industrias de electro-medicina sanitaria, en la provisión y gestión de servicios sanitarios.

-Dar apoyo a la política de recortes, deterioro de la Sanidad Pública, copagos y privatizaciones que está llevando a cabo el Ministerio de Sanidad y los gobiernos del PP.

Consecuencias previsibles:

1. Desmantelamiento del sistema sanitario que se fragmentaría en múltiples parcelas de poder y negocio con participación del capital privado y de grupos empresariales.

2. Deterioro de los derechos de los profesionales que perderían las garantías del Estatuto del Personal (estabilidad, seguridad y libertad de decisión).

3. Desmantelamiento del nivel de Atención Primaria que quedaría sometido a los intereses empresariales.

4. Aumento de los costes del sistema sanitario (costes burocrático-administrativos) vinculados a la trasformación de las unidades y servicios en empresas autónomas (facturación etc.).

5. Trabas de acceso a determinados servicios a los pacientes con patologías no rentables, -selección de riesgos-, por estas empresas que tienen la oportunidad de apropiarse de los beneficios económicos que se generen.

6. Abre las puertas a la privatización del sistema sanitario ya que se le da la oportunidad a empresas privadas de intervenir e influir de manera directa en las decisiones sobre: qué hacer, cómo, quién y con qué, en las patologías más prevalentes.

La evolución de las reformas del NHS de la Sra Thatcher y la producida en otros países nos indican, que el primer paso en las contrarreformas privatizadoras de los sistemas sanitarios públicos tiene como objetivo la ruptura de la red pública en microempresas y la introducción de los criterios de mercado en la atención sanitaria. Después y de manera progresiva las empresas privadas irían, como así ha sucedido en Gran Bretaña, ganando espacio y negocio en el sector y haciéndose con un porcentaje cada vez mayor del mismo.

Sabemos cuál es el horizonte y la intencionalidad de quienes hoy formulan unas propuestas aparentemente suaves, poco relevantes, sin embargo, sus objetivos son conocidos: desestructurar el sistema sanitario público y romper su carácter integrador y de colaboración entre profesionales, niveles asistenciales y servicios.

Este pacto, además, de manera escandalosa, se hace con exclusión de los sectores no afines al Gobierno del PP, con la ausencia de transparencia y participación de la mayoría de los profesionales y trabajadores sanitarios, y asumiendo posiciones que estos rechazan cotidianamente, en los centros de trabajo y en las calles, tal y como se ha demostrado en las movilizaciones realizadas en todo el país rechazamos su contenido y la firma de este pacto.

Triste papel el de estos “mariachis” de Ana Mato que a cambio de no sabemos cuántas prebendas (alguna si se conoce ya, el mantenimiento de la colegiación obligatoria) sirven de apoyo “mediático” a una ministra lesiva para la Sanidad Pública y responsable del mayor retroceso que ha vivido nuestro sistema de salud desde hace 40 años. Por todo ello no nos podemos sentir representados por estos pactos y creemos que hay que denunciar y rechazar este pacto hecho contra los intereses de la Sanidad Pública y a espaldas de sus profesionales.

Para que se haga mas evidente este rechazo hay que sumarse más activamente a este rechazo participando en la próxima convocatoria de la MAREA BLANCA (Madrid 27 de Octubre) y firmando el manifiesto ‘Contra el pacto entre los autodenominados «Foros Profesionales» y el Ministerio de Sanidad’.

 

nuevatribuna.es

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM