Menu

COMUNICADO DE LA MESA EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DE MADRID AL TSJM

27 julio, 2013 - Nacional, Sanidad

COMUNICADO URGENTE DIRIGIDO AL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID   Ante la sorprendente publicación del 24 de julio de 2013, del veredicto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que levanta la suspensión cautelar de los pliegos de licitación, solicitada por el PSOE, pliegos que abren el proceso de privatización de seis hospitales de Madrid, […]

sanidad publica2COMUNICADO URGENTE DIRIGIDO AL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE MADRID

 

Ante la sorprendente publicación del 24 de julio de 2013, del veredicto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que levanta la suspensión cautelar de los pliegos de licitación, solicitada por el PSOE, pliegos que abren el proceso de privatización de seis hospitales de Madrid, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP), emite el siguiente comunicado dirigido directamente a dicho Tribunal.

Conscientes de lo que está pasando y lo que nos estamos jugando, expresamos nuestra más absoluta incomprensión y nuestro más firme rechazo a dicha sentencia que consideramos muy poco argumentada y escasamente cumplidora con lo que una sociedad, abocada a la indefensión en medio de un modelo político ilegitimo y que ha saltado todas las líneas rojas, espera de un poder independiente del Estado de Derecho que está para defender al pueblo soberano; esta sentencia no protege a un pueblo que ya entra en el dique seco en términos sanitarios, ni a un Servicio Público que garantizaba calidad y universalidad, y donde día a día se perciben serios problemas que atentan contra los derechos humanos más básicos, como es el derecho a la vida y a la salud.

Esta situación se ha creado de forma programada por todos los recortes practicados para salvar las deudas generadas por la permisividad política a los poderosos a quienes quieren dar, sin ninguna decisión sustentada por el más mínimo atisbo de democracia y con toda suerte de falsedades, una clientela cautiva que acabará siendo una población obligada a la marginalidad sanitaria como ya se empieza a percibir con ancianos, enfermos crónicos, inmigrantes, parados de larga duración. Y lo hacen solapadamente, pero con total claridad con el compromiso de su enriquecimiento fácil y el compromiso de que si no lo logra, se subsanará de nuevo con el dinero público que ahora maneja el Partido Popular de forma irresponsable.

Por las razones que nos dan nuestro convencimiento democrático y las que aportamos antes, no aceptamos que dicho TSJM no pare inmediatamente dichos pliegos para que no siga adelante este proyecto descerebrado, inhumano y deslegitimado; tampoco que en contrario levante la suspensión cautelar atendiendo únicamente a las zafias alegaciones de la Consejería de Sanidad que tanto daño está haciendo.

Rechazamos de forma frontal que el TSJM pivote su fallo únicamente en una alegación tan pueril, pero sobre todo tan fuera del juego democrático, como la que alega dicha Consejería de Sanidad refiriéndose al PSOE de Madrid que presentó esta denuncia, al decir que “no les otorga la disposición de un <interés legítimo> máxime cuando actúan en su propio nombre y derecho y como simples usuarios de los seis hospitales cuya gestión sanitaria especializada se saca a concurso, sin que se atisbe ni se acredite en qué medida la concesión de tal gestión les puede afectar negativamente”. “Los pretendidos actores carecen de la legitimación activa que dicen ostentar, por lo que procede declarar la inadmisión de su recurso contencioso-administrativo”, concluye.

Suponemos que no hay que recordar a ese Tribunal que el PSOE es el principal partido de la oposición y que como tal representa a un porcentaje de madrileños y madrileñas ¿Puede haber más legitimación activa?; y que por otra parte es obvio que, tanto los representados, como los representantes, son “per se“ usuarios de la Sanidad Pública, antes, después o permanentemente y que evidentemente por ello estos hechos les afectan directamente pues están siendo objeto de un expolio con total impunidad y sin su permiso. En este sentido afirmamos que para la MEDSAP este fallo no tiene ningún rigor; frente a la ciudadanía esta resolución tiene muy escaso valor como trabajo jurídico; lo que por otra parte nos llena de incertidumbres, dudas y malos pensamientos que queremos esclarecer.

Exigimos que ese TJSM  no vea sólo los papeles cogidos por la punta y entre en el meollo fundamental de la cuestión de lo presentado por el PSOE, esamodificación de última hora que hizo la Consejería de Sanidad en las condiciones de los contratos. Solo cuatro días antes de la finalización del plazo de presentación de ofertas, el Boletín Oficial publicó como corrección de errores un cambio sustancial en la garantía que deben presentar los adjudicatarios, que es del 5% del valor del contrato. Sanidad incluyó la palabra “anual” en el texto de los pliegos, lo que se traduce en la práctica en una reducción del 90% del aval, puesto que el contrato de concesión es por 10 años. En lugar de aportar más de 200 millones, las empresas solo tienen que proveer 28 millones. Esta fórmula se practica aquí de forma totalmente caprichosa para entregar, si o si y sin garantías para la población, nuestra Sanidad Pública que no la suya. Eso es lo que pedimos que evalúe cual corresponde a ese Tribunal.

No hay que ser muy linces para ver, cómo se pretenden entregar, de cualquier forma con reparto de botín y sin importar lo más mínimo la opinión de todos los colectivos afectados: usuarios, pacientes, ciudadanos, profesionales y sindicatos, una Sanidad Pública y Universal que hemos construido entre todos y que ellos, P.P. – Consejería, no pueden vender y transformar en mero aseguramiento privado a unos intereses muy claros de enriquecimiento a corto, además de hacerlo con dinero adelantado de nuestros bolsillos públicos y sin nuestro consentimiento.

En relación al fallo que no aceptamos por insustancial e irreal, el TSJM hubiera debido aplicar también el argumento al contrario y eliminar de un plumazo el poder que se ha otorgado el Partido Popular, a través de su Consejería de Sanidad, para vender, privatizar y expoliar nuestra Sanidad Pública. El TSJM debe aplicar la misma fórmula y deslegitimar de oficio este proceso de venta de bienes comunes y el cambio de modelo público a aseguramiento privado atentando contra la propia Constitución por cuestiones ideológicas y mercantiles privadas. Si el PSOE no es usuario, ellos (el P.P.) no son dueños y nadie les ha permitido vender nada común ni público, menos con los votos logrados, mediante un programa electoral engañoso. El TSJM debe por lo tanto aplicar, con igual criterio, de oficio y por justicia, una misma vara de medir para ambas partes y no decantarse de forma banal en una mera respuesta de artificio poco democrática.

En cualquier caso advertimos que la MEDSAP puede reunir miles de firmas de usuarios que apoyen individualmente esta demanda, si fuera necesario, pero consideramos que este Tribunal, como no puede ser de otra forma, atenderá las justas razones que exponemos y que no hay que esperar a “las meras expectativas contra supuestos agravios futuros o potenciales (que) no bastan para reconocer la legitimación activa”. Esas ya se han venido produciendo, en aquellos hospitales en los que se ha practicado este método ilegitimo de venta de un servicio público sanitario. ¿Tenemos que esperar a unos casos “ a lo Madrid Arena” para que nos ayuden a defender nuestra vida y a proteger nuestra Sanidad Pública de la que estamos tan orgullosos?

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP), está formada por numerosos colectivos vecinales, ciudadanos, sociales, profesionales y sindicales y no va a dejar que por el capricho de la avaricia se destruya nuestro patrimonio y se atente con total impunidad contra nuestra vida y salud.

MESA EN DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DE MADRID

(MEDSAP)

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM