Menu

Aznar y la historia de un fraude y un chantaje que no llegaron a consumarse

24 abril, 2013 - Justicia Fiscal y finan.Global, Nacional, Paraísos Fiscales

EL GOBIERNO DEL PP DESESTIMÓ UN INFORME DE HACIENDA Carlos Hernanz   La historia de los paraísos fiscales y el matrimonio Juan Abelló-Ana Gamazo ha tenido episodios anteriores. Según publicó este diario hace un par de años, Hacienda no sancionó al financiero madrileño tras el informe elaborado por la Unidad de Estudios Económicos Sectoriales concluido en 1997. El citado trabajo demostraba […]

EL GOBIERNO DEL PP DESESTIMÓ UN INFORME DE HACIENDA

Carlos Hernanz

 

La historia de los paraísos fiscales y el matrimonio Juan Abelló-Ana Gamazo ha tenido episodios anteriores. Según publicó este diario hace un par de años, Hacienda no sancionó al financiero madrileño tras el informe elaborado por la Unidad de Estudios Económicos Sectoriales concluido en 1997. El citado trabajo demostraba cómo la práctica totalidad de las empresas del financiero domiciliadas en España registraba pérdidas millonarias, por lo que no pagaban impuesto sobre el beneficio, mientras que de forma paralela registraban una «constante entrada y salida de invisibles con residencia en paraísos fiscales», donde sí obtenían cuantiosas rentas.

Sólo unos meses después de que se trasladara el informe, el departamento en cuestión de la Agencia Tributaria concluyó que no tenía relevancia fiscal, pese a que el matrimonio había declarado una reducción en sus ingresos personales a poco más de un uno por ciento de lo que reconocía hasta entonces y el texto detallaba una trama en paraísos fiscales “con ánimo defraudatorio”. Durante los años investigados por la unidad de apoyo (1991-1995), en etapa de Felipe González, no hubo inspección alguna ni al financiero madrileño ni a su grupo de empresas, pese a las enormes pérdidas que declaraban.

El informe fue remitido al departamento de Inspección Fiscal y Tributaria, pero ahí acabo su recorrido. Una versión de los hechos asegura que el asunto llegó a oídos de Abelló, que encargó la solución de este entuerto a su hombre de confianza, José Díaz-Rato, abogado del Estado en excedencia con años de experiencia en Hacienda. En esa época, el financiero madrileño también contaba con José Ramón Domínguez Rodicio, que a principios de los 90 había dejado la subdirección general del Impuesto sobre la Renta para fichar por Torreal. Estos cualificados funcionarios fueron -y siguen siendo- los “ingenieros fiscales” de las finanzas de Abelló.

El informe salió de la Unidad de Estudios Económicos Sectoriales para recalar en manos del subdirector general de la Agencia Tributaria, al que debió quemar el asunto. La noticia escaló peldaños, para pasar de Juan Costa, secretario de Estado de Hacienda, a Rodrigo Rato, ministro de Economía y Hacienda, y terminar llegando a José María Aznar, presidente del Gobierno, bajo cuyo mandato terminó archivándose el informe tras concluirse que no tenía relevancia fiscal, a pesar de que el informe elaborado por esa unidad especial de Hacienda alerta sobre la polémica ingeniería contable desarrollada por Juan Abelló con su entramado de empresas.

La versión de lo ocurrido que ofrece el entorno de Abelló es bien distinta. Para ellos,el informe pudo haber sido elaborado con la intención de “chantajear” al empresario. Entonces, el financiero denunció que un editor le exigió 20 millones de pesetas a cambio de retirar el informe de la circulación, una operación en la que apareció también implicado un excuñado del propio Abelló. Más de diez años después, todavía no se ha abierto el juicio oral debido a los recursos que presentaron los imputados, mientras que la Agencia Tributaria investigó la filtración del informe y concluyó que ningún miembro de la Unidad estaba implicado, aunque terminó desmantelada.

De lo que no cabe duda es de la buena sintonía existente entonces y ahora entre el financiero y el político vallisoletano. Abelló fue uno de los patrocinadores para que el líder del PP llegara a La Moncloa, según relata la biografía autorizada Aznar: la vida desconocida de un presidente, de José Díaz Herrera e Isabel Durán, donde se relata cómo le abrió las puertas “a los cerrados círculos donde se cuecen los grandes negocios del mundo de las finanzas”. Actualmente, la relación entre ambos sigue siendo muy estrecha, como demuestra que el matrimonio Aznar-Botella asista como invitado a eventos familiares como la boda de uno de sus hijos o la celebración de su cumpleaños.

El confidencial

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

 

Etiquetas:

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM