Menu

MANIFIESTO MAREA BLANCA 17 DE MARZO DE 2013

24 marzo, 2013 - Nacional, Sanidad

DE LAS VERDADES Y LAS MENTIRAS DE LA PRIVATIZACIÓN   * Cierran el Instituto Cardiológico, que no tenía lista de espera y era un referente en investigación * Privatizan 26 categorías no sanitarias, imprescindibles para la función integral de los hospitales * Privatizan 6 hospitales por Decreto-ley. * Transforman el Hospital de la Princesa en […]

DE LAS VERDADES Y LAS MENTIRAS DE LA PRIVATIZACIÓN

 

* Cierran el Instituto Cardiológico, que no tenía lista de espera y era un referente en investigación

* Privatizan 26 categorías no sanitarias, imprescindibles para la función integral de los hospitales

* Privatizan 6 hospitales por Decreto-ley.

* Transforman el Hospital de la Princesa en Geriátrico

* Transforman el Hospital Carlos III en Hospital de media y larga estancia.

* Privatizan 27 Centros de Salud y mercantiliza la Atención Primaria, CLAVE en una Sanidad eficaz y eficiente

* Concentran los Laboratorios Públicos, hacinarán en 4 Hospitales, con pérdida de la calidad asistencial.

* Desmantelan la Lavandería Central.

* Destrozan la InvestigacióN y ponen en riesgo docencia, conocimiento y futuro

 

POR TODO ELLO ESTAMOS AQUÍ CON la MAREA BLANCA, convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid. Somos pacientes y profesionales, USUARIAS Y USUARIOS que NO aceptamos que se suplanten nuestros derechos ni admitimos que se cambie nuestro Sistema de Salud de forma unilateral y antidemocrática. Denunciamos que el gobierno del Partido Popular no ha aportado ni una sola razón que afiance que sus decisiones por decreto  son necesarias e imprescindibles para mantener la Sanidad de Madrid, de la que nos sentimos tan orgullosos. De sus bocas, Sres. Lasquetty, González y Burgueño,  no ha salido ningún argumento; no han salido más que atropelladas mentiras para montar el chiringuito sanitario en beneficio de los especuladores,  cada vez más conocido y rechazado.

 

Sus decisiones políticas podan de raíz el derecho básico de protección de la vida de las personas que tienen la obligación de proteger. Sus decisiones políticas  no entroncan con su obligación legal, moral e ineludible que sobre la Sanidad les hemos mandatado: tutelar la vida y el bienestar de las personas bajo su jurisdicción. Nos referimos a las personas migrantes sin permiso de residencia, a quienes niegan el derecho sanitario y SÓLO les reconocen asistencia en casos de urgencia, si son embarazadas  o niños. También nos referimos  a los parados de larga duración que no cobran prestación.  Y no digamos cómo olvidan sus obligaciones con las personas mayores y con las enfermas y enfermos crónicos. ¿Puede haber mayor atropello a los derechos humanos?

 

 

¡ No sigan poniendo la crisis como argumento de sus fechorías políticas. ¡

 

El Consejero de Sanidad no para de decir que el Plan de Sostenibilidad, (Real Decreto 16/2012) sigue adelante; tampoco para de amenazar con la inminente salida de los pliegos de licitación para privatizar lo que han anunciando.

 

La realidad es, que quieren todo lo que en la Sanidad huela a negocio seguro para especuladores; esos que ponen sus beneficios en paraísos fiscales en los que no tributan, como las Islas Caimán o muchos otros que su modelo político alimenta en vez de combatir. Tenemos claro que el problema es su modelo político y no el exceso de gasto en Sanidad. Un modelo que prima el obsceno máximo beneficio sin control a costa incluso de la vida.  Tienen Vds. el poder de decretar también contra el delito de fraude fiscal y no lo hacen. El de decretar para una fiscalidad progresiva y justa y no lo hacen.

 

Según el artículo 43 de la Constitución Española “La salud es un derecho” que nos corresponde; es un deber de competencia pública que requiere de medidas preventivas y prestaciones mantenidas en el tiempo. La calidad del modelo sanitario español y desde luego del madrileño, logrado gota a gota con los esfuerzos de todo un pueblo, es de reconocimiento universal.

 

Sin embargo, Vds.  lo dinamitan sólo por sus razones ideológicas y sólo porque deben alimentar enceladamente al gran monstruo de las galletas que son los mercados financierosesto es amoral e ilegitimo.

 

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, en su artículo 25 dice que Toda persona tiene derecho a ..   la salud y el bienestar”. Esta declaración indica en su preámbulo también:

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión…” Ahora la suya, sometida en este caso a la tiranía de los Mercados que tanto les seduce.

 

 

 

Nos apoyamos en la verdad, la razón, y en nuestras convicciones, pero también en los dictados de las normas. Aunque crean que por cansancio nos van a vencer, se equivocan; las

madrileñas y los madrileños no vamos a ser sus cómplices; mucho menos cuando el nivel de riesgo de exclusión aumenta día a día estando ya en el 27 % de la población;  porque la pobreza y la precariedad se han instalado por una impresentable gestión política que en nuestro caso la lideran también Vds.

 

DENUNCIAMOS que, a pesar de lo que vocean en otro falso intento de marcar su ética, a Vds. no les importan las personas por mucho que digan defender a la familia; no les importa un ápice ni la de los parados, ni la de los ancianos, ni la de los inmigrantes, ni la de los enfermos, ni la de los trabajadores de la sanidad;  sólo quieren imponer sus criterios añejos respecto al modelo de productividad. Su incapacidad para la gestión se hace cada vez más evidente; su tendencia a la destrucción también.

 

Priorizan el empobrecimiento de los trabajadores, su esclavización y sometimiento. En el caso de la Sanidad Pública, se están encargando de deteriorar las ingentes capacidades de un personal excelentemente formado con el planteamiento insensato que arrebata a los profesionales sanitarios su seguridad y la de sus pacientes;  sólo saben hablar de aumentos de horas; de guardias sin descanso y de puestos de gran intensidad y responsabilidad, con escasos medios humanos; sólo saben de opresión y usan y abusan de miles y miles de contratos eventuales e interinos por años. Estos métodos no son seguros para los pacientes, ni mucho menos van a hacer más eficaz y eficiente nuestra Sanidad Pública. Sólo tienen una intención: un mercado de trabajadores que trabajen en planos de miseria.

 

Hablan de hacer una Sanidad más eficiente, pero no dicen qué entienden por eficiente. En su caso, eficiente es trasladar el dinero público, el nuestro, a los bolsillos de las empresas especulativas , haciendo de la enfermedad una mercancía y no un derecho protegido. Incluso en ese caso no es eficiente su modelo sanitario que nuestros datos han evidenciado más caro al erario que en manos puramente públicas. Tampoco saben que la verdadera eficiencia en la Sanidad es la que arroja cifras de curaciones y cifras de menor mortalidad. Nuestra Sanidad Pública, como hemos demostrado, tiene un coste muy inferior al de la media europea y mundial y un nivel de eficiencia mayor en términos de salud. ¡ Eso sí que es eficiencia ¡

 

Su plan viene dibujándose desde hace tiempo, ¿cómo alimentar, cuando estallara, a los especuladores de la burbuja inmobiliaria, la madre del cordero, si no es con alternativas de negocios seguros? Los usuarios de la sanidad somos muy seguros, todas y todos pasamos por ella en algún momento. Así que lo que están haciendo es utilizar la enfermedad como producto de mercado. Quien tenga más recusros para pagar por ella podrá acceder a la Sanidad, los demás que se mueran o se pudran de dolor y de descomposición.

 

Su pretendido Plan de Sostenibilidad es totalmente erróneo e incluso va a producir mayor coste; numerosos estudios lo avalan ya y Vds. los ocultan; y es erróneo porque al eliminar la medicina preventiva se sobrecargarán las urgencias y se deteriorará la atención; habrá un descontrol de las enfermedades contagiosas. Las enfermedades serán más largas y graves por no ser tratadas a tiempo. El repago impedirá a miles de personas el acceso a tratamientos y servicios. Y se incumplirán los mismos derechos humanos, los tratados suscritos y la propia Constitución, porque generará que  una parte de la población se quede sin asistencia sanitaria adecuada.

 

Así que estamos aquí para seguir diciendo a su gobierno¡BASTA YA ¡LA SANIDAD NO SE VENDE!.  No valen sus mentiras y eufemismos permanentes. Hay intereses económicos muy potentes a los que Vds. favorecen. La Sanidad Pública es uno de los pilares básicos de nuestra sociedad. Podremos mejorarla, nunca desmantelarla; lo que Vds. quieren hacer es un desfalco.

 

Madrileñas y madrileños, la Sanidad Pública es nuestra y este gobierno la está desmantelando YA en los propios Hospitales Públicos, mientras desvía pacientes a la Sanidad Privada.

 

EXIGIMOS LA RETIRADA DEL MAL LLAMADO PLAN DE SOSTENIBILIDAD, LLENO DE MENTIRAS IRREVERENTES,

 

EXIGIMOS LA DEROGACIÓN DE LA LEY 15/97,

 

 

 

 

 

EXIGIMOS EL RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS Y LA DEFENSA DE LA VIDA DE LAS PERSONAS Y NO SU TRANSFORMACIÓN EN MERCANCIAS QUE SE PUEDEN TIRAR A LA PAPELERA COMO MEROS OBJETOS INSERVIBLES.

 

Señores González, Lasquetty y Burgueño, Exigimos su dimisión, porque no están capacitados para administrar, gestionar, proteger, ni desarrollar nuestra Sanidad,

 

La Mesa de Defensa de la sanidad Pública de Madrid EXIGE una SANIDAD PUBLICA, UNIVERSAL Y DE CALIDAD y llama a la ciudadanía a salir CUANTO SEA NECESARIO PARA seguir defendiéndola

 

LA SANIDAD NO SE VENDE, LA SANIDAD SE DEFIENDE

 

Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM