Menu

Hay que continuar las movilizaciones en la sanidad madrileña

26 diciembre, 2012 - Nacional, Sanidad

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid   La Asamblea de Madrid aprobó el día 20 los presupuestos para 2013 y tiene previsto aprobar el 27 la Ley de Acompañamiento de los mismos. En ambos se diseña el modelo de privatización presentado por el Gobierno del PP madrileño. Y lo hace a […]

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

 

La Asamblea de Madrid aprobó el día 20 los presupuestos para 2013 y tiene previsto aprobar el 27 la Ley de Acompañamiento de los mismos. En ambos se diseña el modelo de privatización presentado por el Gobierno del PP madrileño. Y lo hace a pesar de la masiva y continuada oposición de profesionales y ciudadanos.

 

Las supuestas negociaciones de Lasquetty con sindicatos y el autodenominado “comité profesional” no han sido mas que lo que parecía desde el principio, una maniobra de diversión, en la que se han mezclado la notoria ausencia de un interés por escuchar a los demás, la incapacidad de la Consejería para argumentar sus posiciones ,  que solo se sustentan en la fe estricta en la ideología neoliberal del consejero y su grupo , una operación de “marketing” muy mal resuelta porque se ha evidenciado la ausencia de razones, y el intento de buscar enfrentamientos entre las partes, que, de momento se ha sorteado con bastante éxito.

 

A esta situación hay que añadir las descalificaciones del presidente de la Comunidad de Madrid y los intentos de cuestionar las intenciones de los que se movilizan, enturbiando en lo posible la situación.

 

No obstante las movilizaciones han continuado con un importante apoyo social y profesional, y la política del gobierno de la comunidad de Madrid parece ser esperar el “efecto navideño”, es decir las repercusiones de las vacaciones navideñas que, inevitablemente, producirán una cierta disminución en las protestas, esperando que a la vuelta de las navidades, el cansancio, los descuentos, etc, acaben con el conflicto por lisis.

 

Este es el principal reto del conflicto, el mantenerse a pesar de los problemas inherentes a su duración: descuentos que disuaden a los que tienen mas problemas económicos, cansancio y su posible acompañante, el desanimo, y el hecho de que cuanto mas dure, mas difícil es mantener el apoyo de una población que hasta ahora ha soportado con gran paciencia y comprensión los retrasos, las perdidas de citas, las demoras, etc.

 

Siendo conscientes de que cuanto mas se prolonguen las movilizaciones mas complicado será su mantenimiento, también hay que serlo que su persistencia hace que su efecto de presión sea cada vez mayor porque va minando, día a día, la credibilidad y la capacidad del gobierno del PP en Madrid, que cada vez tiene menos argumentos, y un mayor porcentaje de la ciudadanía y de los profesionales están convencidos de que no solo anteponen sus negocios a la salud de la población, sino que además son incapaces de gestionar la situación con un mínimo de eficacia.

 

Por lo tanto hay que plantearse el conflicto con una hoja de ruta a medio plazo que garantice, no solo la persistencia de las movilizaciones, es decir que se planteen actuaciones sostenibles en el tiempo, sino  también que estas sigan siendo unitarias y cuenten con el apoyo de la mayoría de la población. En este ámbito de cosas es muy importante el conseguir una extensión del conflicto fuera de la Comunidad de Madrid, porque el problema no se limita a esta, y porque cualquiera que sea el resultado influirá de una manera importante en el sistema sanitario del conjunto del país.

 

En resumen, estamos ante un conflicto inesperado de amplia repercusión que ha logrado una gran movilización social y profesional contra la privatización. Para mantenerlo hay que hacer que la movilización sea sostenible en el tiempo, y conviene plantearse lo que sucederá a partir de enero porque, suceda lo que suceda, no va a acabar aquí la estrategia privatizadora del PP sino que muy probablemente se mantendrá a largo plazo, porque los objetivos que ahora se plantean son solo una parte de lo que se  pretende, acabar con el sistema sanitario. Hay que tener claro que quieren extender el proceso privatizador al conjunto del país y que nadie va a librarse de este afán de convertir la Sanidad en un negocio.

 

Es fundamental continuar con las movilizaciones de profesionales y ciudadanos contra esta política suicida de privatización y desmantelamiento de la Sanidad Pública, y eso solo podrá lograrse con la actuación unitaria y coordinada de todos los sectores y organizaciones presentes en el conflicto, estamos en una situación en la que resistir es vencer.

 

LA SANIDAD PUBLICA NO SE VENDE… SE DEFIENDE

 

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid

25 de Diciembre de 2012

 

www.fadsp.org
Twitter: @fadspu
También en Facebook

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM