Menu

Rescate total para España

26 julio, 2012 - Mercados Financieros, Nacional, Unión Europea

 Ignacio Escolar « “Este Gobierno se escapa, huye, dice una cosa y la otra” | ¿Es posible nombrar un presidente tecnócrata en España sin pasar por las urnas? » La prima de riesgo supera los 600 puntos y el BCE –la única institución capaz de parar a corto plazo esta sangría– sigue sin hacer nada, contemplando el incendio como […]

 Ignacio Escolar

« “Este Gobierno se escapa, huye, dice una cosa y la otra” | ¿Es posible nombrar un presidente tecnócrata en España sin pasar por las urnas? »

La prima de riesgo supera los 600 puntos y el BCE –la única institución capaz de parar a corto plazo esta sangría– sigue sin hacer nada, contemplando el incendio como las vacas cuando ven pasar al tren. A pesar de los recortes de Rajoy, la Europa alemana sigue sin lanzarnos esa zanahoria que solía llegar tras el palo –como pasó el verano pasado con la reforma exprés de la Constitución–. Solo hay dos interpretaciones posibles: o faltan más recortes para que Alemania se apiade de nosotros y permita actuar al BCE; o es que Angela Merkel ya solo apuesta por una salida para España, el rescate total. Analicemos las dos.

1. ¿Faltan más recortes? . A pesar de su dureza, en el norte de Europa sigue sin convencer el tijeretazo de Rajoy. Según la visión de los supertacañones, la rebaja de los sueldos públicos es puntual y no estructural, solo una paga extra este año sin recortar de forma permanente el gasto en funcionarios; el déficit primario español (lo que se gasta sobre los ingresos sin contar los intereses) sigue sin disminuir gran cosa, las previsiones de ingresos por la subida de impuestos aún están por demostrar y, por ahora, tampoco se han tocado las pensiones, otro de los asuntos que muy pronto llegarán. Tal vez el BCE solo actúe cuando se presenten los presupuestos plurianuales, en los que sí se tocará a los pensionistas (que ya se pueden dar por trasquilados). Pero lo lógico es que el recorte estuviese pactado con Alemania a cambio de la intervención del BCE. O no: y eso nos lleva a la segunda opción.

2. Alemania solo quiere el rescate total. Merkel no se fía ni de los españoles en general ni de Mariano Rajoy en particular y no quiere poner un euro más si no decide ella cómo se va a gastar. Las declaraciones del presidente del Bundesbank, que hace unos días aconsejó abiertamente a España que pidiese un rescate total, abonan esta teoría. Es probablemente lo que esté pasando; es lo que quiero pensar yo.

Hay una tercera opción aún peor (y quiero pensar que improbable): que Alemania y el BCE den a España por perdida y lo que veamos en cuestión de semanas no sea el rescate total sino la ruptura del euro. Si algo nos ha enseñado esta crisis es que toda situación límite, por crítica que parezca, siempre es susceptible de empeorar.

 

 ¿Es posible nombrar un presidente tecnócrata en España sin pasar por las urnas?

 Ignacio Escolar

¿Es legalmente posible nombrar en España a un presidente que no haya pasado por las urnas, un tecnócrata como el italiano Mario Monti? Parece ser que sí. Repasen lo que dice la Constitución sobre el nombramiento del presidente del Gobierno. En ninguna parte pone que sea imprescindible que se trate de un diputado: basta con que consiga la mayoría en el Congreso.

Artículo 99.

1. Después de cada renovación del Congreso de los Diputados, y en los demás supuestos constitucionales en que así proceda, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los Grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del Presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno.

2. El candidato propuesto conforme a lo previsto en el apartado anterior expondrá ante el Congreso de los Diputados el programa político del Gobierno que pretenda formar y solicitará la confianza de la Cámara.

3. Si el Congreso de los Diputados, por el voto de la mayoría absoluta de sus miembros, otorgare su confianza a dicho candidato, el Rey le nombrará Presidente. De no alcanzarse dicha mayoría, se someterá la misma propuesta a nueva votación cuarenta y ocho horas después de la anterior, y la confianza se entenderá otorgada si obtuviese la mayoría simple.

4. Si efectuadas las citadas votaciones no se otorgase la confianza para la investidura, se tramitarán sucesivas propuestas en la forma prevista en los apartados anteriores.

5. Si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del Presidente del Congreso.

En el caso de que el presidente dimita –como hizo Adolfo Suárez en 1981– sería el rey, tras hablar con los grupos, quien propondría un nuevo candidato. Hay también un mecanismo en la Constitución para relevar a un presidente sin que el nuevo haya pasado por las urnas y sin necesidad de convocar elecciones: la moción de censura. Tampoco ahí se pone como condición que el candidato a presidente tenga que ser diputado. De hecho, Alianza Popular planteó una moción de censura contra Felipe González con Antonio Hernández Mancha –que era senador, no diputado– como candidato.

Artículo 113.

1. El Congreso de los Diputados puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura.

2. La moción de censura deberá ser propuesta al menos por la décima parte de los Diputados, y habrá de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno.

3. La moción de censura no podrá ser votada hasta que transcurran cinco días desde su presentación. En los dos primeros días de dicho plazo podrán presentarse mociones alternativas.

4. Si la moción de censura no fuere aprobada por el Congreso, sus signatarios no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones.

Artículo 114.

1. Si el Congreso niega su confianza al Gobierno, éste presentará su dimisión al Rey, procediéndose a continuación a la designación de Presidente del Gobierno, según lo dispuesto en el artículo 99.

2. Si el Congreso adopta una moción de censura, el Gobierno presentará su dimisión al Rey y el candidato incluido en aquella se entenderá investido de la confianza de la Cámara a los efectos previstos en el artículo 99. El Rey le nombrará Presidente del Gobierno.

Saco el tema a cuenta de un rumor que cada vez se mueve más por Madrid (y que está por demostrar): el posible relevo de Mariano Rajoy por un tecnócrata. Por ahora veo poco probable esta opción, pero desde luego no será porque lo impida la ley.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM