Menu

MAFO se jacta de haber sacado a los sindicatos de los órganos de dirección de las Cajas

30 junio, 2011 - Nacional

El gobernador del Banco de España sostiene que la obra social ganará 17.000 millones si esas entidades logran ser “tan eficientes” como los bancos.

nuevatribuna.es

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ‘MAFO’, defendió este martes su labor al frente del supervisor español durante su comparecencia en el Congreso. Una intervención marcada por las duras críticas que le dedicaron desde todos los frentes del espectro político, que le acusan de la falta de crédito que ahoga a empresa y familias, y le responsabilizan de la tardanza en resolver la reestructuración del sistema financiero español.

Fernández Ordóñez aguantó el aguacero insistiendo en la necesidad de profundizar en las reformas del mercado de trabajo y en el control del déficit, especialmente de las comunidades autónomas, lo que contribuirá a rebajar la prima de riesgo, de nuevo en máximos tras el nuevo episodio de crisis soberana por los problemas de insolvencia de Grecia.

A lo largo de tres horas largas que duró su comparecencia, el gobernador lamentó además las grietas abiertas por la crisis en el sistema de toma de decisiones de la Unión Europea, y especialmente en la eurozona, que no encuentra el mecanismo para ayudar a Grecia. Sin embargo, Ordóñez se mostró más optimista a medio plazo, al expresar su conformidad con el refuerzo del paco de estabilidad europeo, que está ya “medio bien armado”, dijo en referencia al control que el Pacto del Euro Plus prestará a los desequilibrios fiscales de los Estados y a los problemas de competencia de los países miembros.

En el turno de preguntas, el portavoz del Grupo Popular, Cristóbal Montoro, arremetió contra el gobernador por su falta de respuesta en los primeros estadios de la crisis, cuando el Gobierno de Zapatero plantea medidas como el Plan E, que trataban de estimular la demanda. “Es usted contumaz en el error”, enfatizó un Montoro irónico, que culpó además al supervisor de haber llegado “tarde y mal” a la reestructuración de las Cajas, y muy crítico con el decreto que redobla las exigencias de capital para las Cajas, en un mal momento parar captar financiación en el mercado.

Lejos de amilanarse, ‘MAFO’ se defendió de los dardos lanzados por los ‘populares’ y argumentó que el Bando de España ha exigido a las Cajas que saneen sus balances antes de inyectar capital, sin coste además para los contribuyentes, enfatizó el gobernador, en contra de la opinión de los ‘populares’. En esta línea, el gobernador recordó las quejas de algunas cajas que le reprocharon que les exigiera sanear balance para obligarles a continuación a recapitalizarse, en clara alusión a CaixaGalicia. Así, ‘MAFO’ recordó que las entidades financieras han reconocido pérdidas de valor de sus activos por valor de 96.000 millones de euros, un 9% del PIB.

‘DESINDICALIZAR’ LAS CAJAS

Mientras tanto, el portavoz de los nacionalistas vascos (PNV), Pedro Azpiazu, se mostró en desacuerdo con la constante exigencia de reformas por parte del Banco de España y solo se mostró de acuerdo con algunas de estas reformas, en concreto, con la del mercado de trabajo, explicó. En este sentido, los nacionalistas anunciaron hoy que apoyarán el decreto de reforma de la negociación colectiva que se presenta este miércoles en el Congreso, aunque condicionaron su apoyo a algunas exigencias, como al preeminencia del convenio autonómico sobre el convenio de carácter estatal.

El gobernador volvió a la carga al defender al necesidad de reestructuras las Cajas, tras 150 años de historia sin cambios. Entre las modificaciones, Ordóñez destacó la profesionalización de sus órganos de gestión, tras haber permitido que la reforma retire de sus puestos a “los peores directivos –salvo algunas excepciones-“, dijo. Entre estos logros, MAFO incluyó además el hecho de “desindicalizar” y “despolitizar” algunas de estas entidades.

Ordóñez sostuvo que la obra social de las cajas contará con 18.000 millones de euros adicionales en el plazo de diez años si estas entidades logran igualar a los bancos en cuanto a su nivel de eficiencia.

Para el gobernador, la reestructuración del sistema financiero es “un caso claro de reconversión”, dijo, tras exponer la necesidad de reducir la capacidad instalada de las entidades. “Sin la recuperación del crecimiento económico no habrá recuperación del crédito”, insistió. En su opinión, España debe centrar ahora sus esfuerzos en reducir la prima de riesgo, que imposibilita que proyectos que fueron rentables en otro tiempo hallen hoy financiación.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM