Menu

El movimiento Democracia Real Ya! convocó a los ciudadanos de más de 50 ciudades por todo el Estado

16 mayo, 2011 - Nacional

Democracia real ya

Rebelión

Decenas de miles de personas, convocadas por el movimiento pacífico Democracia real ya, salieron ayer a las calles en más de cincuenta ciudades del estado para protestar contra la situación política actual.
La mayor manifestación tuvo lugar en Madrid donde los ciudadanos abarrotaron la capital bajo el lema «No somos mercancías en manos de políticos y banqueros», que abrió la marcha a las 18:00 horas en la plaza Cibeles con destino a la Puerta del Sol.

Al grito de “no les votes”, muchos de los asistentes, principalmente jóvenes, vestían camisetas amarillas con el lema «sin casa, sin curro, sin pensión y sin miedo», firmadas por Juventud sin futuro, y muchos otros llevaban camisetas negras con la leyenda «las calles son nuestras».

Los participantes corearon consignas como «España escucha así es como se lucha» y exhibieron pancartas pequeñas alusivas a la insumisión de Islandia a reconocer su deuda.

Antes de iniciarse la manifestación, el portavoz de Democracia real ya, Fabio Gándara, declaró que a pesar de que «no hay culpables claros de la situación política y social actual, hay que articular una respuesta frente a una ley electoral falsa, que condena al país al bipartidismo».

Gándara señaló que «ya era hora de que la gente saliera a la calle en España, después de que lo hayan hecho en países como Francia o Islandia».

Barcelona y Valencia

En Barcelona, Mérida o Palma de Mallorca, se exigieron a los poderes públicos que respeten derechos básicos. Entre ellos los asistentes destacadron la vivienda, el trabajo, la cultura, la salud, la educación, la participación política, el libre desarrollo personal y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.

Barcelona fue partícipe en las protestas por una «democracia real». La manifestación se desarrolló con tranquilidad y de forma festiva. «No somos mercancía en manos de políticos y banqueros», fue uno de los lemas que llenó más pancartas en la protesta. Otros lemas fueron «De mayores queremos ser islandeses», «Políticos, no os damos más crédito» o «Lo llaman democracia y es Botín». Según la organización, más de 15.000 personas completaron el recorrido entre Plaza Catalunya y Via Laeitana, con final en Parc de la Ciudatella a las 21.30 horas.

En Valencia la reivindicación añadió tintes económicos. Las calles fueron tomadas por los manifestantes bajo el lema la «irresponsable gestión económica del país». La marcha, que discurrió desde la plaza de San Agustín hasta el Palacio de Justicia, reivindicó una reorientación de las políticas públicas «hacia la protección del interés general», así como «medidas drásticas contra el fraude» y «el fin de los privilegios de la clase política».

Otras reivindicaciones pedían cambios en la Ley Electoral para que «ofrezcan vías para una auténtica participación ciudadana», y abogaban por «el fin de las subidas de impuestos indiscriminadas y la privatización del sector público».

En Alicante la protesta partió desde la puerta de la Diputación de Alicante, presidida por Joaquín Ripoll, del PP, imputado de cinco delitos en el caso Brugal. La protesta convocada y gestada en las redes sociales descolocó a los grandes partidos políticos que fueron objeto de crítica por parte de los manifestantes que gritaban «la misma mierda es PSOE que PP». En la manifestación, que trascurrió sin incidentes, los jóvenes protagonizaban sentadas de protesta cada vez que pasaban por delante de una sucursal bancaria, y a lo largo de la marcha también hubo referencias a la corrupción política valenciana cuando cantaban «donde están los trajes, matarile, matarile, dónde están los trajes del PP?». La manifestación concluyó en la avenida Doctor Gadea de Alicante ante el Aula de Cultura de la CAM y al grito del «Oro del banquero es la sangre del obrero».

José Luis Sampedro

El escritor, humanista y economista José Luis Sampedro, de 94 años, ha mostrado su apoyo a la manifestación convocada por «Democracia real ya» y ha instado a los jóvenes a rebelarse de forma pacífica contra «la tiranía financiera y sus consecuencias devastadoras».

Los convocantes han colgado en su página web una carta y un vídeo de Sampedro, que prologó el libro del héroe de la resistencia francesa durante la II Guerra Mundial, Stéphane Hessel, «Indignaos!», en el que llama a no abandonar los valores de la civilización europea.

También participó Sampedro en la obra «Reacciona», donde personalidades de la cultura, la ciencia, el periodismo o la justicia profundizan en las razones para actuar frente a la crisis económica, política y social.

En la misiva, el escritor se muestra ilusionado porque los receptores del mensaje han comprendido «que no basta con indignarse, que es necesario convertir la indignación en resistencia y dar un paso más».

Subraya que «el momento histórico impone la acción, la movilización, la protesta y la rebelión pacífica», al tiempo que asegura que el llamamiento a indignarse no debe quedarse en un ‘superventas’ fácilmente digerible por el sistema.

Muestra su adhesión a las reivindicaciones de los promotores de la manifestación y les anima a «avanzar en la lucha hacia una vida más humana».

El 15 de mayo «ha de ser algo más que un oasis en el desierto; ha de ser el inicio de una ardua lucha hasta lograr que, efectivamente, ni seamos ni nos tomen por ‘mercancía en manos de políticos y banqueros», resalta el escritor en la misiva.

En el vídeo, Sampedro insta a los jóvenes a unirse porque son los que «van a pagar el pato después» y, si lo hacen, podrán «enderezar las cosas».

Más de seiscientos colectivos sociales se han adherido a la manifestación promovida por «Democracia real ya» en más de cincuenta ciudades del estado para exigir un cambio de rumbo al poder político y económico.

La protesta surgió en Internet por iniciativa de varios colectivos de todo tipo, como Jóvenes sin Futuro, los que reclaman una vivienda digna, la organización internacional ATTAC, que reclama una tasa para las transacciones financieras, los que están en contra de la ley Sinde, Ecologistas en Acción o Intermón.

PULSAR: FOTOS

Follow by Email
Facebook
Twitter