Menu

LA PERIODISTA TERESA ARANGUREN RESPONDE A LAS PREGUNTAS DE LOS LECTORES Y LECTORAS

21 febrero, 2011 - Internacional, Portada

«Más democracia en el mundo árabe supone mayor autonomía con respecto a sus supuestos aliados»
La periodista Teresa Aranguren, experta en el mundo árabe, participa en la campaña contra el bloqueo a Gaza y a favor de la II Flotilla de la Libertad que saldrá en primavera. Ha trabajado durante 15 años en Telemadrid donde ha sido responsable de internacional y corresponsal de guerra en Oriente Próximo y los Balcanes. Desde 2007 es consejera de RTVE por el grupo de IU-ICV. (Pertenece al Comité de Apoyo de Attac, el editor)

DIAGONAL

Manuel: Querría preguntarle a Teresa sobre la situación actual en Egipto. ¿Qué temen los EE UU e Israel?. ¿Qué grupo/s de poder son los que no quieren perder sus privilegios? ¿Cómo cree que desembocará este proceso y si no serán los mismos perros con distintos collares?. ¿Qué pinta Baradei y el nuevo partido que va a constituirse?

Teresa Aranguren: Mubarak ha sido una pieza clave en el mantenimiento de un statu quo basado en la debilidad y dependencia respecto de Estados Unidos y en consecuencia favorable a los intereses israelíes. No hay que olvidar que la ayuda económica de Estados Unidos, 1.500 millones de dólares al año, al régimen de Mubarak , que no a Egipto, solo era superada por la que recibe Israel. En ese diseño nada importaba la escandalosa corrupción y la brutal represión ejercida por el régimen de Mubarak contra la población egipcia. Lo que ocurre es que, a veces y yo diría que, afortunadamente, la realidad escapa de los diseños estratégicos que se hacen en los despachos del poder. Lo que está ocurriendo ahora en Egipto es una rebelión de la ciudadanía y me interesa recalcar ese término, ciudadanía, una rebelión contra un sistema corrupto y represor que parecía atado y bien atado entre otras cosas porque contaba con el respaldo de las grandes potencias de Occidente. Y creo que, pase lo que pase, ya ese sistema está derrotado. Cómo se encarrile el futuro inmediato sin duda depende de muchos factores pero de momento lo que ha ocurrido es ya algo esperanzador.

Tony: ¿Cómo se encuentran a nivel de organización y número de militantes los Partidos Comunistas de los países árabes afectados por las revueltas, Egipto y Túnez fundamentalmente? ¿Consideras posible un auge de movimientos de corte marxista o en la línea del presidente Hugo Chávez en la región?

T.A: Los partidos comunistas, que hasta los años 80 tuvieron un papel importante en Egipto y en otros países árabes, tienen muy poco peso en la actualidad. Bien es verdad que como el resto de las formaciones políticas de oposición han estado duramente reprimidas. Ese es uno de los problemas, más grave en Tunez que en Egipto, a los que se enfrentan ahora : la ausencia de estructuras políticas organizadas que encarrilen el proceso.

Joss-l: ¿Está organizada la gente en Egipto, o hablamos de un movimiento visceral de repulsa al actual gobierno? ¿Qué porcentaje de la población está realmente resistiendo y reivindicando? ¿Estamos ante ejemplos de defensa de la dignidad? ¿El mundo islámico nos está dando lecciones de solidaridad entre los pueblos? ¿Por qué los medios dan tanta difusión a lo que está ocurriendo a raíz del levantamiento en Túnez, cuando otras veces acallan situaciones parecidas?

T.A: Sí, creo que lo que está ocurriendo en Tunez y en Egipto es una hermosa lección de coraje ciudadano y diría que de civilización en el sentido más hondo del término. Pero yo no diría el mundo islámico sino “árabe”, son ciudadanos árabes, cristianos y musulmanes, y hasta algún ateo supongo, los que están en la calle y no precisamente esgrimiendo la bandera del Islam. Creo que no se puede hablar aún en términos de porcentajes , no hay datos para ello, pero creo que sí se puede hablar de movilización masiva que aunque empezó con los jóvenes incluye ya a todas las capas sociales, exceptuando claro está los que se ha enriquecido a la sombra del régimen. En cuanto a la cobertura de los medios, creo que no hay que buscarle tres pies al gato, sencillamente la dimensión de esta protesta es tal que la convierte sin más en acontecimiento mediático de primer orden.

Carlos José: En relación a las revueltas sociales (ausentes de una ideología en la que sustentarse) ocurridas en Túnez y Egipto y su expansión por algunos países cercanos, ¿crees que hay alguna esperanza de que se lleve a cabo una transformación social real en estos países más allá de los intereses de las grandes potencias internacionales? Por otra parte, ¿que factores piensas que se tienen que dar para que la gente en España salga a la calle con la misma determinación que han salido estas personas en sus territorios?

T.A: Los procesos no son lineales ni se pasa del blanco al negro de un día para otro. De cualquier modo la ruptura con el sistema anterior creo que es ya irreversible. Y eso, en mi opinión, es ya un cambio social importante. Respecto a si algo así podría producirse en España creo que las condiciones de la sociedad española y en general de las europeas son muy distintas, lo cual no quiere decir que lo que se vive aquí a este lado del mediterráneo sea inamovible.

Ana Txurruka (miembra de Medeak y la Asociación Casa de las Mujeres de Donostia): ¿Qué papel están jugando las organizaciones de mujeres y feministas en las diversas revoluciones que están viviendo? ¿Qué papel se espera que tengan estas organizaciones en las construcciones de los nuevos gobiernos?

T.A: No tengo datos en términos de organizaciones feministas, que las hay por supuesto en Egipto y en Túnez, pero sí creo que este es un movimiento hasta el momento claramente “no confesional” y que la presencia de las mujeres en él es evidente.

Carmen Cristóbal: ¿Estos movimientos que están surgiendo en el mundo árabe pueden significar que por fin van a dejar de seguir el guión que les marca occidente y buscar uno propio adecuado a su contexto social y geopolítico?

T.A: De momento ya se han salido del guión. Nada de esto estaba previsto por los diseñadores de la estrategia “neocolonial” en la zona.

Susana C: ¿A qué nivel está el mundo árabe introducido en la economía capitalista? o, lo que es lo mismo, ¿Hasta que punto depende el mundo árabe de las grandes empresas de occidente en su vida diaria? Imagino que esta es una pregunta poco exacta y simplista porque lo que yo denomino como mundo árabe estará compuesto por múltiples y diferentes territorios y pueblos pero, si no una valoración general, ¿podría dar algunos ejemplos concretos que ilustren un poco la realidad en esos países?

T.A: Estoy de acuerdo en que no se puede hablar de mundo árabe como un todo homogéneo, entre la realidad social de Arabia Saudí y Líbano hay diferencias enormes, tantas o más que entre Suecia y el sur de Italia, por poner un ejemplo. Aún asi creo que la tónica general es de dependencia económica en el marco de esto que llamamos “economía de mercado”.

Javier Gimeno: ¿Crees que estos movimientos populares surgidos en Egipto, Túnez, etc, pueden cambiar la situación política real de estos países en beneficio de los más desposeídos?¿En qué sentido? A partir de ahora, ¿cuál puede ser la relación con la UE y EE UU? Por último, ¿cómo crees que va a encajar la izquierda mundial, tanto la tradicional como la llamada alternativa, que tales movimientos sociales hayan surgido sin un claro liderazgo, sin una organización política al más puro estilo burocrático, y ni siquiera sin una «vanguardia revolucionaria organizada»?

T.A: No me siento con capacidad para predecir el desarrollo futuro de los acontecimientos, aunque si tengo claro que estas movilizaciones reflejan entre otras cosas una clara voluntad de autonomía. Creo que desde el lado de acá en Europa, tenemos que aprender a escuchar más humildemente las voces del otro lado del mediterráneo, no tenemos ninguna autoridad moral para dar lecciones o intentar dirigir sus procesos. En este sentido creo que también la izquierda europea tiene que desprenderse de prejuicios y estereotipos a la hora de valorar la realidad árabe. Sin duda la situación política ya ha cambiado, tanto en Tunez como en Egipto estamos asistiendo al final de una época: la de unos regímenes autoritarios y corruptos sostenidos, no hay que olvidarlo, por Estados Unidos y lo que en términos generales llamamos Occidente. Pese a la incertidumbre respecto al futuro creo que es importante señalar la lección de ciudadanía y civilización, en el sentido más hondo del término, que el pueblo egipcio y el tunecino están dando al mundo, incluido el nuestro, el arrogante y tantas veces despiadado mundo desarrollado.

«Estas movilizaciones reflejan entre otras cosas una clara voluntad de autonomía»

Quico: ¿Hasta qué punto es relevante el socialismo radical en los países donde se están produciendo revueltas?

T.A: No sé si entiendo bien lo que quiere decir al hablar de socialismo radical, sí creo que hay una sensibilidad social y hasta de corte socialista en estas movilizaciones. Pero no me atrevería a opinar sobre su grado de relevancia. Creo que la aspiración más clara es la de democracia.

Damián López (Grupo Jaima): ¿Piensa usted, que la vía pacífica, no bélica, adoptada por el pueblo saharaui, desde el año 1991en que se firmaron los acuerdos de Paz, ha hecho que esta causa tenga menos incidencia en los medios de comunicación que otras luchas que optaron por la vía armada, y esto ha contribuido a ralentizar la solución dictada por el Tribunal Internacional de la Haya y ratificada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y que a día de hoy no se ha puesto en práctica?

T.A: No. Creo más bien que es la falta de apoyo o alianzas con países potentes, Argelia dejó de ser determinante en este sentido desde los años 90, de algún modo la causa saharahui queda fuera de los intereses estratégicos que se dirimen en la zona.

Marta: Hola Teresa, enhorabuena y gracias por tu trabajo, que sigo desde hace años. El pueblo egipcio está luchando por sus derechos, ¿qué crees que podemos hacer desde aquí para ayudarles? Un abrazo.

T.A: Están las formas tradicionales de expresar la solidaridad: manifestaciones de apoyo, recogida de firmas, jornadas de debate… y también las más íntimas como mantener vivo el interés por conocer al otro y desprenderse de prejuicios y estereotipos que por desgracia están muy asentados en nuestra forma de mirar a «los árabes». Todas son necesarias.

Bernardo M.: ¿Cómo puede afectar lo que está sucediendo en Egipto a las relaciones y fronteras de este país con Israel y Gaza?

T.A: Creo que sería muy osado intentar predecir cómo se desarrollarán los acontecimientos en los próximos meses, aún así, para mí, si hay algo claro es que mayor democracia en los países árabes supone mayor autonomía respecto del “dictado” de supuestos aliados que realmente actúan como “patronos” a los que interesa un mundo árabe sometido y atrasado. Es decir creo que la democracia en Egipto como en cualquier otro país árabe actúa en favor de la causa palestina.

«Creo que la democracia en Egipto, como en cualquier otro país árabe, actúa en favor de la causa palestina»

Pedro: Hola, ¿cual es su opinión personal acerca del fenómeno Wikileaks?

T.A.: Todo lo que sirva de contrapeso a los grandes poderes me parece positivo. Aunque no hay que confundir la realidad con la visión que de la realidad tiene la diplomacia estadounidense que es lo que las últimas filtraciones de Wikileaks reflejan.

Ana: ¿Cual crees que es el mejor desenlace posible para el pueblo egipcio?

T.A.: De momento el que la población decida libremente. Y libremente significa sin injerencias externas y en un marco de libertades en el país.

Carlotta: Por qué no hay acciones solidarias de tipo Rumbo a Irán, Túnez, Sudan, o cualquier otro lugar del mundo dónde la gente vive oprimida? De verdad, me parece un poco hipócrita la supuesta solidaridad con l@s palestin@s cuando … Primero: hay conflictos mucho más feroces que están lejos de la atención mundial y así l@s oprimid@s necesitarían apoyo para estimular la solidaridad. Segundo: la población en Gaza sufre fuertemente a causa de la política de Hamas frente a Israel y sobre todo a causa de la represión por parte de Hamas contra palestin@s no dispuest@s a someterse a sus órdenes? Entonces, no sería la obligación de humanistas, izquierdistas, librepensador@s apoyar a todos los pueblos a que echaran a todos los tiranos? En Túnez, como en Egipto, como en Palestina, como en todas partes? (por favor no diga que Hamas fue elegido democráticamente, pues desde la democrática y legal subida al poder de Hitler tal argumento no vale).

T.A.: Por supuesto que hay zonas del mundo con más miseria que en Gaza, lo que no hay es ninguna zona del mundo sometida a ocupación militar desde hace tanto tiempo y de forma tan brutal como en los territorios palestinos ocupados. La iniciativa Rumbo a Gaza no es solo, aunque también, una acción humanitaria, es sobre todo una iniciativa política que pretende denunciar la pasividad de la comunidad internacional frente a la constante violación del derecho internacional, la convención de Ginebra y una larga ristra de resoluciones de la ONU, así como el hecho, también único en el mundo, del bloqueo que mantiene secuestradas como rehenes a un millón y medio de personas en Gaza. En cuanto a Hamas, me permito recordarle que mucho antes de que existiese Hamas la política israelí respecto a la población palestina fue la misma: invasiones, Líbano 1982, más de 20.000 muertos, colonización, es decir: robo continuado de la tierra y afianzamiento de la ocupación. Y que el anterior presidente palestino, Yasser Arafat, que desde luego no pertenecía a Hamas, vivió los últimos dos años de su vida cercado por el ejército israelí en Ramalla. Por ultimo, siento defraudarle pero sí creo pertinente recordar que Hamas surgió de unas elecciones impecables pese a realizarse bajo ocupación, lo que me parece infame y nada inocente es comparar a Hamas con el nazismo, ya que responde a una estrategia de demonización para justificar agresiones como la ofensiva de hace dos años contra Gaza, con 1.500 muertos.

Briiii: ¿Cree que los nuevos sistemas políticos buscarán un acercamiento a occidente o más bien una posición de poder frente a EEUU y UE? ¿Observa un despertar en los países árabes similar a Sudamérica o esto no tiene nada que ver?

T.A.: No sé cómo se desarrollara el futuro. Aunque sí creo que estamos asistiendo a un cambio significativo en el equilibrio de fuerzas en el mundo. EEUU y la UE no seguirán siendo los poderes que dirigen el destino del resto. Al menos no los únicos. ¡ ¡Inshaalla!, que quiere decir ojalá.

Salvador: Veo que una de las preguntas anteriores a la mía se refiere a la manera en que va a afectar el cambio del tirano marioneta Mubarak a las relaciones con Israel y Palestina. Yo pienso, y me interesa muchísimo lo que usted tenga que decir, que ahora en Egipto están como aquí en la transición, buscando distintos collares para el mismo perro. reo que es imposible que permitan que la voluntad del pueblo deje desguarnecido el flanco del gigantesco campo de concentración de Gaza ¿no lo cree usted así?

T.A: No comparto esa visión tan desesperanzada. Repito lo que ya he dicho, afortunadamente la realidad, los procesos sociales y humanos no se ajustan totalmente a los diseños que hacen supuestos expertos en los despachos de Washington o cualquier otro lugar. La vida no cambia radicalmente de un día para otro pero a veces avanza hacia mejor. Y creo que lo que ha ocurrido en Tunez y Egipto no estaba previsto pero se estaba gestando aunque no lo viéramos. Y ahora lo vemos. Es uno de esos momentos esplendorosos de la historia. No debemos minusvalorarlo.

«Lo que ha ocurrido en Tunez y Egipto no estaba previsto pero se estaba gestando aunque no lo viéramos»

Pedro: Para nadie es un secreto que en este país nos ocultaron la cultura árabe: lo único árabe que nos enseñan en los institutos es el Algebra pero sin nombrar a sus autores. Mi pregunta es: ¿Es posible que esto nos haga ver las luchas actuales de los países árabes solo desde la barrera como si no tuv1iera nada que ver con los derechos humanos y la democracia? Cuantas concentraciones ha convocado IU en España estas semanas en apoyo a los pueblos árabes? Sé que algunas ONG se han concentrado pero hecho de menos nuestra izquierda… ¿Y cuando nos toque a nosotros? ¿Quien se solidarizará?

T.A.: Sí, yo también espero que esto nos haga mirar con más respeto al otro, que en este caso es el árabe. En cuanto a las movilizaciones de solidaridad, se han convocado algunas, IU ha estado en esas convocatorias, pero es cierto que la respuesta ha sido más bien pobre.

Mensaje de despedida:

Queridos amigos, gracias a todos por vuestras preguntas y por el nivel de vuestros comentarios, he aprendido de ellos más de lo que pueda haber aportado con mis respuestas. Gracias por mantener un interés auténtico y solidario con lo que ocurre al otro lado del Mediterráneo.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM