Menu

La Confederación Europea de Sindicatos critica la recomendación del Consejo de Europa de reducir el gasto público

26 febrero, 2010 - Opinión, Unión Europea

Michael Whittall es profesor de la Universidad Técnica de Munich Traducción para www.sinpermiso.info: Daniel Escribano La crisis económica y la subsiguiente recesión han provocado un mayor aumento del paro en el conjunto de Europa. La determinación de la mejor estrategia para reducirlo sigue siendo una cuestión polémica. Aunque el Consejo de la Unión Europea es […]

Michael Whittall es profesor de la Universidad Técnica de Munich
Traducción para www.sinpermiso.info: Daniel Escribano

La crisis económica y la subsiguiente recesión han provocado un mayor aumento del paro en el conjunto de Europa. La determinación de la mejor estrategia para reducirlo sigue siendo una cuestión polémica. Aunque el Consejo de la Unión Europea es partidario de una reducción gradual del gasto público para 2011, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) defiende que se aumente, a fin de asegurar la recuperación económica. Algunas pequeñas y medianas empresas están de acuerdo con eso.

Aumento del paro en la UE

Con el reciente anuncio del Eurostat del aumento de la producción un 0,3% en septiembre de 2009 en comparación con el mes de agosto, los estados miembros y la Comisión Europea han sugerido con vacilación que lo peor de la crisis económica ya ha pasado. Sin embargo, el paro sigue siendo el mayor problema de la UE. En septiembre de 2009 subió al 9,7% en la zona euro, un 0,1% más que en agosto.

Una cifra aproximada de 22,1 millones de personas están actualmente sin empleo en los 27 estados miembros de la UE, lo que representa un aumento total de cinco millones entre septiembre de 2008 y septiembre de 2009. En un extremo, España sufrió un aumento del paro de un enjundioso 6,9%, de más del 12,4% en septiembre de 2008 hasta el 19,3 en el mismo mes del año siguiente. Por el contrario, en Alemania el paro aumento un simple 0,5% durante el mismo período. Una combinación de la suma del tiempo de trabajo y de la ayuda pública junto con planes de empleo a tiempo parcial han permitido que, en Alemania, el paro se haya quedado por debajo del 8%.

El Consejo propone medidas anticrisis de reducción gradual

Con los indicadores económicos sugiriendo que casi se ha superado la crisis, el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros del Consejo de la UE se reunió en Luxemburgo el 20 de octubre de 2009. El Consejo, formado por los ministros de Economía y Finanzas de los estados miembros, decidió preparar una estrategia coordinada para salir de la crisis mediante políticas generalistas en lugar de mediante el Plan europeo para la recuperación económica. Además de revisar el papel del Plan europeo para la recuperación económica en punto a mantener la confianza en la economía europea, el Consejo se ha comprometido a hacer lo que llama consolidación fiscal.
Con la consolidación del gasto público de los estados miembros, el Consejo espera resolver la cuestión de la deuda creciente y volver a las llamadas posiciones fiscales saneadas predominantes antes del estallido de la reciente crisis y recesión económicas. El Consejo cree que ésa será una estrategia importante para la creación de nuevos puestos de trabajo.

El Consejo ha subrayado cuatro ámbitos que serán centrales para lo que califica como estrategia de salida fiscal:

Es necesario un enfoque coordinado para reducir el gasto público en el conjunto de la UE.
Los estados miembros deben comenzar la consolidación fiscal en 2011 a más tardar.
Los recortes en el gasto público deben ser ambiciosos, superiores al 0,5% del Producto interior bruto anual.

Deben reforzarse las reformas del marco presupuestario y las estructurales como parte de la estrategia de salida.

La CES aboga por un gasto público mayor

En respuesta a la nueva estrategia fiscal propuesta por el Consejo, la CES ha abogado por un gasto público mayor, y no menor. Aunque las medidas de reactivación de los estados miembros suman 80 billones de euros, la CES alega que eso representa un simple 0,6% de su PIB de 2009. Mientras el Consejo es partidario de impulsar el recorte fiscal, la CES cree que, si se toma en serio la reducción del paro, la UE tendrá que aumentar el gasto público. El secretario general de la CES, John Monks, decía lo siguiente de las conclusiones del Consejo: “La crisis y el paro masivo no se irán por sí propios. Si los ministros de Economía y Finanzas se limitan a estrategias de salida fiscal esperando que la recuperación sea automática, están poniendo el carro antes que el caballo”.

La CES cree que tanto para resolver el alto índice de paro como para apoyar una vía lenta de recuperación, debería invertirse en torno al 1% del total del PIB de la UE, una suma calculada en 130 billones de dólares. La CES propone que se utilicen algunas de las inversiones para reflotar la industria, específicamente promover el “reverdecimiento” de la economía (véase el estudio comparativo del Observatorio Europeo de Relaciones Industriales sobre reverdecimiento de la economía europea: respuestas e iniciativas por los estados miembros y agentes sociales). La clara apuesta de la CES por políticas keynesianas, basadas en las teorías macroeconómicas del economista británico John Maynard Keynes, no suponen ningún nuevo punto de partida para los sindicatos, sino la vieja creencia según la cual los estados tienen que seguir su propia vía para salir de la crisis económica.

La CES está convencida de que un aumento del gasto público no tiene que equivaler a mala gestión financiera. Cree que el estado tiene diversas fuentes de ingreso sin explotar. Entre éstas incluyen los impuestos progresivos sobre los beneficios de las empresas, así como la tasa Tobin sobre transacciones financieras, que toma el nombre del economista James Tobin, el primero en proponer la tasa sobre las transacciones monetarias.

La CES está preocupada también porque la salida fiscal propuesta pueda implicar mayores consecuencias para los derechos laborales, así como para sus niveles de vida. Teme que la opción de los gobiernos para combatir el paro sólo implique más desregulación laboral y recortes salariales.

Comentario

La CES no está sola en la oposición a una estrategia de salida demasiado rápida. La Unión Europea de la Artesanía y de las Pequeñas y Medianas Empresas cree que la caída de la inversión y el declive en los ingresos disponibles podría amenazar la recuperación económica y provocar aún mayores niveles de paro. Uno de los mandatos clave del Consejo de la Unión Europea es la estabilidad económica. Sin embargo, aunque los indicadores económicos recientes sugieren que la recuperación ha comenzado, los ministros europeos deberían tener en mente que la mejora económica sigue siendo una cuestión delicada.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM