Menu

Reaparece la Tobin Tax

25 diciembre, 2009 - Justicia Fiscal y finan.Global

Julio C. Gambina – ATTAC Argentina Por estos días y luego de más de tres décadas de neoliberalismo se plantea la necesidad de fijar un impuesto al flujo financiero de capitales (Tax Tobin). Este es un gravamen sobre las transacciones de divisas que surgió como propuesta para frenar la eclosión especulativa de comienzos de los […]

Julio C. Gambina – ATTAC Argentina

Por estos días y luego de más de tres décadas de neoliberalismo se plantea la necesidad de fijar un impuesto al flujo financiero de capitales (Tax Tobin). Este es un gravamen sobre las transacciones de divisas que surgió como propuesta para frenar la eclosión especulativa de comienzos de los 70´, que derivó en la burbuja estallada ahora. ¿Pero qué significa que desde el núcleo mismo del poder capitalista se realice un planteo semejante? Echar mano a un instrumento que limite el poder de la especulación financiera puede sugerir que algunos aprendieron la lección, claro que, a costa de una situación social alarmante no solo en los países periféricos sino también en los centrales.

Sin embargo, promover un instrumento para reducir la especulación financiera y poner fin a la inestabilidad económica es visto por sus impulsores, al igual que por su ideólogo James Tobin, como un instrumento de salvataje al régimen del capital. Es una propuesta en línea con la política adoptada por los 20 países más industrializados del mundo y algunos “emergentes” (G20) que decidieron rescatar al capitalismo de la crisis mundial fortaleciendo al FMI, órgano sindicado para administrar los recursos Tobin. Sendas posturas tienden a la rehabilitación del sistema financiero y a restaurar la confianza en la autorregulación de los mercados, base de la ideología neoliberal.

Sin embargo, desde la red mundial ATTAC (Asociación por una Tasa a las Transacciones Financieras Especulativas de Ayuda al Ciudadano) se rescata y resignifica la propuesta, afectando a los fondos especulativos para resolver la creciente pobreza e indigencia. La misma es parte de un conjunto de medidas para confrontar el actual sistema de producción y constituir sujetos conscientes que cuestionen el pensamiento hegemónico imperante.

Se estima una recaudación mundial entre 100.000 y 300.000 millones de dólares anuales, según sea la alícuota aplicada. Estos son valores que superan la suma anual necesaria para erradicar la pobreza extrema en el mundo. La lógica capitalista asegura una asignación regresiva de la riqueza, exacerbando la polarización social. Por ello, el organismo encargado de aplicar, recaudar y ejecutar las partidas provenientes de este impuesto no puede ser el FMI, lo que nos lleva a discutir el orden global.

Etiquetas:

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

Follow by Email
Facebook
Facebook
Twitter
YOUTUBE
INSTAGRAM