Emplazan al Estado Español a respetar Derechos Indígenas en América Latina

19 agosto 2013 | Categorías: Latinoamérica
Etiquetas: ,

endesa e indígenasPor conflicto con Endesa

 

 

La Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación Indígena (CLACPI), la Coordinadora por los derechos de los Pueblos Indígenas (CODPI) y el grupo de trabajo por derechos Colectivos (GTDC) ingresaron una carta a diversos estamentos del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Congreso de diputados de España, solicitando los buenos oficios para el respeto y cumplimiento de los derechos indígenas frente a los conflictos de la transnacional Endesa ante proyectos de inversión en territorios ancestrales en varios países de América Latina, incluyendo la situación Mapuche en Chile.

La transnacional ENDESA – ENEL mantiene capitales de los Estados de Italia y España y en atención a este último País la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación Indígena (CLACPI) a través de su representante Jeannette Paillan; la Coordinadora por los derechos de los Pueblos Indígenas (CODPI) a través de su representante Diego Jiménez; y el grupo de trabajo por derechos Colectivos (GTDC) a través de su representante Alfredo Seguel, ingresaron una carta a diversos estamentos del Ministerio de Asuntos Exteriores y del Congreso de diputados de España, comunicándoles la situación de grave inobservancia de los derechos humanos de los pueblos indígenas que se viene dando en el territorio de las comunidades en algunos Países de América Latina a causa de proyectos hidroeléctricos.

Cabe mencionar que algunos de estos casos descritos, son los que ocurren en Guatemala, Colombia y Chile, operado por este conglomerado empresarial en el que participa la transnacional Endesa, con domicilio social en el Estado español.

Señalan las organizaciones: “El ingreso inconsulto por parte de estas empresas para iniciar operaciones en los territorios indígenas ha causado severos quiebres sociales en las comunidades como consecuencia de políticas de cooptación, causando graves impactos en los tejidos culturales y la amenaza importantes espacios, como ocurre en Neltume, Chile, que involucra a un importante lugar sagrado – religioso y espiritual que es el denominado Palenke…”, agregan: “En el mismo contexto, el Estado chileno y sus órganos competentes no facilitaron a las comunidades información previa, veraz y completa sobre dicho proyecto lo que lo hace viciado legal y administrativamente con respecto a las obligaciones de consulta y las prioridades de desarrollo…”

Violaciones a los Derechos Humanos

Para las organizaciones, todo lo anterior constituye una flagrante violación de los derechos establecidos en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Estados Independientes, ratificado tanto por el Estado chileno, como por el español. “En cuanto que es un tratado internacional, el Estado español ha asumido internacionalmente la obligación de velar por el cumplimiento de los derechos contenidos en el mismo, y ello le otorga una especial responsabilidad en el caso de los actores españoles que actúan en el exterior”, indican las organizaciones, considerando dicho criterio también con las prácticas de otras transnacionales.

Asimismo agregan que la realización de proyectos con estas características en territorios ancestral indígena constituye también un evidente incumplimiento de lo recogido en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI), en cuya redacción y aprobación definitiva el Estado español jugó un papel clave.

Cabe mencionar que algunos de los proyectos que han causado conflictos territoriales se ubican en Guatemala y en Colombia en Asoquimbo, tal como ocurre con la zona de Neltume, territorio ancestral Mapuche en la región de los ríos, comuna de Panguipulli, víctima de un megaproyecto.

Para los peticionarios, además, el hecho de que uno de los principales actores en el proyecto sea Endesa, empresa española, supone también una contradicción con la propia Estrategia de la Cooperación Española con los Pueblos Indígenas (ECEPI), que no sólo asume los derechos indígenas internacionalmente reconocidos, sino que señala claramente que los mismos orientarán “las actuaciones que se realicen en cualquier ámbito y que puedan afectar a tales pueblos directa o indirectamente”, incluidas las empresas transnacionales, señalan.

Con respecto al caso Neltume y la realización de un Proyecto en el territorio mapuche -en evidente contradicción con los derechos de los pueblos indígenas- “además de constituir una clara injusticia con respecto a las comunidades que allí habitan, incidiría negativamente en la imagen de España en el exterior”, esto, desde la perspectiva de los derechos humanos y el neo colonialismo, aseguran las organizaciones.

Rebelión

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.