UNA HISTORIA PARA MEDITAR

14 diciembre 2012 | Categorías: Nacional, Sanidad

Por Francisco Altemir. Attac Madrid

En la web  de la CADENA  SER aparecía hace unos días la siguiente noticia:

“Sanidad también privatiza la Lavandería Hospitalaria Central

La Consejería elabora los pliegos para sacar el concurso que entrará en vigor el 1 de julio de 2013

FELIPE SERRANO   09-11-2012

La privatización de la sanidad madrileña también alcanza a la Lavandería Hospitalaria Central. Está situada en la localidad de Mejorada del Campo, a unos 12 kilómetros de Madrid, y da servicio a la mayoría de los hospitales públicos. Sus 400 trabajadores han vuelto a cortar hoy la carretera M-203 ante la falta de información sobre su incierto futuro laboral. La Consejería de Sanidad confirma a la Cadena SER que el servicio será privatizado y confían en que la empresa adjudicataria pueda opera ya el próximo 1 de julio con la mayoría del personal actual.

Los trabajadores de la Lavandería Hospitalaria han vuelto a salir a la calle para manifestar su inquietud ante el inminente proceso de privatización. Son casi 400 empleados encargados de recoger, clasificar, lavar, planchar y entregar la ropa con un volumen de producción de unos 40.000 kilos diarios. El Director Gerente del centro les ha comunicado ya que la Comunidad de Madrid dejará de prestar el servicio y que será una empresa privada la que se haga cargo de las instalaciones. La decisión no es de ahora sino que procede de la modificación de los Presupuestos de 2012, que tuvo lugar en julio, y que ya incluía la extinción de determinadas categorías laborales como la del personal de lavandería.

En la Consejería de Sanidad nos han contado que están elaborando los pliegos del concurso y que si todo marcha según lo previsto, el 1 de julio de 2103 empezará a trabajar ya la empresa adjudicataria. Los presupuestos del próximo año recogen ya una disminución de la partida destinada a esta Lavandería, que recibe ropa de trece hospitales. Sanidad prevé sacar dos concursos: uno con el contrato de lavandería para el 80% de los hospitales y otro para el resto.

En cuanto al futuro de los trabajadores, la consejería quiere que los empleados fijos sean destinados a otros hospitales como celadores, o en lavandería, en caso de que dispongan de este servicio. Sanidad, además, confía en que el cambio de gestión tenga el menor impacto posible entre los eventuales e interinos. Una de las condiciones que más pesarán a la hora de que los posibles adjudicatarios puedan conseguir el contrato será el mantenimiento del mayor número de puestos de trabajo, con las condiciones ya que quiera aplicar la nueva empresa.”

 

 

¿TIENE  ALGO  ESPECIAL  ESTA  NOTICIA?

Parece ser una de tantas que leemos estos días acerca de la privatización de los servicios públicos y concretamente de la SANIDAD, especialmente en la Comunidad Autónoma de Madrid. Pero tiene algo de especial como veremos a continuación.

En los primeros años de la década de los 70 del siglo pasado la empresa en la que yo trabajaba fue adjudicataria por parte del INP de las obras de construcción de esta Lavandería Hospitalaria Central en Mejorada del Campo en las cercanías de Madrid.

Era la época de la dictadura, no existían las autonomías y el Instituto Nacional de Previsión (INP) construía y gestionaba los hospitales públicos de toda España.

El lavado de la ropa de los hospitales de Madrid se hacía en lavanderías o tintorerías privadas. Un Inspector del INP descubrió que la ropa lavada se facturaba varias veces a los hospitales para beneficio de los “empresarios aprovechados” de turno. Antes de que la cosa fuese a mayores y se destapase la corrupción el Inspector falleció en extrañas circunstancias. La prensa no se hizo eco de este pequeño suceso ya que fue debidamente amordazada si es que llegaron a enterarse. Estaba muy reciente el escándalo MATESA que supuso el enfrentamiento entre los ministros azules y los tecnócratas y el dictador no quería problemas.

Encontraron la solución inmediatamente siguiendo el antiguo refrán “muerto el perro se acabó la rabia”. El INP decidió hacerse cargo directamente del lavado de la ropa hospitalaria tanto médica como de cama. Redactaron urgentemente un proyecto, lo sacaron a subasta y se construyó la Lavandería General. Es decir se hizo PÚBLICO un servicio menor de los HOSPITALES que hasta ese “suceso” estaba externalizado (horrible palabreja) o era privado.

En un principio el 50% del personal deberían ser minusválidos por accidente de trabajo por lo que cumplía una función social.

En la década de los 90 la lavandería se ha modernizó con una instalación de nueva planta mejorando la logística y automatizando todo el proceso.

Pasados 40 años se quiere volver a privatizar porque empresas poderosas han encontrado “un nicho de mercado” que les puede proporcionar cuantiosos beneficios

Los casi 400  empleados del centro, casi todos del vecino pueblo de Mejorada del Campo, ven peligrar su puesto de trabajo. Personalmente ignoro cuántos de ellos tienen alguna discapacidad pero está claro que no se les podrá “sacar el mismo rendimiento” que a los sanos.

Con esta historia quiero proporcionar un argumento histórico a los que se oponen a la privatización de la Sanidad de Madrid. Los pueblos sabios suelen escuchar a sus mayores, los ignorantes los desprecian y los consideran una carga como dijo la Gerente del FMI.

Francisco Altemir, Attac Madrid

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.