Acuerdos Rubik o como asegurar el futuro de Suiza como Paraiso Fiscal de bandera

Etiquetas: , ,

Rober Gonpane, Attac Madrid

 

Después del vergonzante fracaso de la amnistía fiscal del PP, solo nos faltaba desayunarnos cualquier mañana con que España, siguiendo los pasos de Gran Bretaña, Alemania y Austria que lo hicieron el año pasado, firmara el acuerdo Rubik con Suiza para que mediante un curioso mecanismo, se legitimara la posesión de cuentas secretas en Suiza a cambio de una tributación subcontratada, en la que la autoridad fiscal Suiza recaudaría los impuestos correspondientes a cambio de preservar el anonimato de los depositarios y supongo (no lo tengo claro pero es lo más normal) que cobrando una parte por el trabajo realizado. Además el acuerdo implicaría una inmunidad penal salvo en casos de narcotráfico, terrorismo, etc. Los detalles del acuerdo vienen muy bien explicados en la nota en PDF elaborada por uno de los numerosos despachos de abogados que estudian estos asuntos muy bien para saber orientar a sus clientes y ofrecerles una optimización fiscal de sus negocios.

 

Afortunadamente el progreso del acuerdo Rubik no está siendo fácil. Recientemente el acuerdo que firmó Alemania el año pasado ha sido rechazado por el senado alemán por lo que aunque Austria y Gran Bretaña ya lo hayan ratificado y vaya a empezar a funcionar en cuanto comience 2013, la negativa alemana es un fracaso que hace peligrar que Suiza consiga más acuerdos con otros países como Italia, Grecia o España. Como muestran los dos artículos del diario Público que copio al final (antes de una colección cronológica de otros enlaces relacionados con Rubik) no son tiempos fáciles para los Paraísos Fiscales. Y es que los Estados a este lado del Atlántico y al otro, están teniendo demasiados apuros económicos como para hacer la vista gorda (como ha sido habitual) a tan importante fuente de ingresos.

 

En este sentido, nos encontramos en un momento crucial de la lucha contra los Paraísos Fiscales - PPFF – en el que es imprescindible incrementar al máximo la presión social para que se estreche el círculo de forma efectiva entorno a los numerosos PPFF que de facto siguen existiendo  a pesar de los sucesivos lavados de cara llevados a cabo mediante la firma de acuerdos de transparencia y colaboración fiscal de prácticamente nula efectividad, que sin embargo han permitido que la mayor parte de los países incluidos en la lista original de PPFF de la OCDE del año 2000, hayan dejado de tener esa consideración. Tanto es así que resulta gracioso cuando no insultante, que a estas alturas el Comisario Algirdas Semeta recomiende revisar la definición del término Paraíso Fiscal en cada país para poder elaborar una lista negra actualizada de los territorios que deben considerarse como tales.

 

El Comisario Semeta, (lituano de tendencia conservadora liberal que inicialmente no veía el Impuesto a las Transacciones Financieras - ITF – con mucho entusiasmo) gestionó en la Comisión Europea la propuesta sobre el ITF aprobada el 8 de Marzo de 2011 por amplia mayoría en el Europarlamento. Afortunadamente el estudio de impacto sobre la economía del nuevo impuesto, no impidió que la Comisión Europea aprobara la propuesta el 28 de Septiembre de 2011, que recientemente ha adoptado el Consejo mediante el mecanismo de cooperación reforzada entre once países, incluida España, partidarios de la aplicación del ITF a nivel Europeo.

 

Cabe esperar pues que los avances de la unión Europea contra los PPFF sean tan tediosos como los del ITF. Pero como ambos están enmarcados en la necesaria iniciativa de búsqueda de fuentes de financiación alternativa de la Unión Europea (que como sus miembros sufre también la escasez presupuestaria) también parece seguro que terminarán decidiéndose a hacer algo positivo como con el ITF, aunque luego la fase de aplicación real se retrase o se pervierta en las transposiciones nacionales de los acuerdos. Ejemplo de esto último es que tomada ya la decisión por el Consejo sobre el ITF, el Gobierno de Rajoy no incluye en los presupuestos de 2013 ningún ingreso por este nuevo impuesto, a pesar de que se habló de que se iba aplicar de inmediato un ITF a la Española (siguiendo el ejemplo francés) mientras se ultimaba la aplicación coordinada entre los países firmantes del acuerdo para ser incorporado a la fiscalidad europea a partir de 2014.

 

Pero aunque la Unión Europea sea lenta y desesperante en la toma de decisiones, no es la única que está empezando a presionar a los PPFF. De hecho es IRS americano el que de forma más eficaz ha dicho basta a la impunidad fiscal de sus contribuyentes que evaden impuestos a PPFF. A tal efecto la aplicación del FATCA a partir de 2013 es una verdadera espada de Damocles sobre las cabezas de los PPFF; pero esto ya lo trataremos en otro momento porque supongo que la vía de escape o retraso al FATCA estará también suficientemente articulada.

 

En cuanto al nombre elegido, el del famosísimo rompecabezas tridimensional ”el cubo de Rubik” supongo que era una forma alegórica de referirse al complicadísimo entramado legal y fiscal en el que se han convertido los Paraísos Fiscales en el Mercado Neoliberal Global, donde la lucha entre los que quieren unas pocas regulaciones y los que no quieren ninguna sigue su camino mientras que la izquierda sigue con sus luchas internas, reclamando sin ningún éxito Estados fuertes capaces de regular y controlar unos mercados financieros, que hace años que están fuera del alcance de cualquier poder que pueda emanar de la voluntad de al ciudadanía.

 

Con más de cuarenta y tres trillones de posibles combinaciones, es posible alcanzar la solución con solo veinte movimiento siguiendo un complicadísimo algoritmo matemático al que algunos usuarios avanzados se aproximaron bastante con simplemente con su habilidad y visión espacial (tengo la suerte de conocer a un auténtico maestro que fue de los primeros compradores del cubo de Rubik en Madrid y que lo completó el solo en unas horas). Mantener a buen recaudo los más de dieciocho billones de dólares que la OCDE estima que hay depositados en PPFF así como el anonimato y honorabilidad de sus propietarios, con buena parte de los servicios fiscales más desarrollados del mundo acosándoles, es sin duda un reto digno de ser comparado con la resolución del famoso cubo de Rubik.

 

Se podría decir que los acuerdos Rubik son un último intento (quizá a la desesperada) de la banca suiza, para conservar su privilegiada posición como honorable Paraíso Fiscal de referencia ¡pobres banqueros suizos, como sufren!

 

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.