POR EL HILO SE LLEGA AL OVILLO De la Sanidad Pública Madrileña

17 noviembre 2012 | Categorías: Actividad observatorio SSPP, Nacional, Sanidad

Carmen Esbrí. Coordinadora Observatorio Servicios Públicos Attac Madrid

Foto: Juanjo Delapeña

El pasado 31 de octubre Ignacio González, que ascendió a la presidencia de la Comunidad de Madrid como si de un heredero de corona se tratara, verbalizó lo que ha sido un grito a voces desde sus espacios: la inmediata privatización en su totalidad de los seis hospitales abiertos en 2008 que siguieron el modelo PFI británico, hospitales de iniciativa de financiación privada y la privatización de más cosas. Hace tiempo que se viene sabiendo que este modelo ha supuesto más dinero de mantenimiento y mucha menos disposición de cubrir las necesidades sanitarias de la población que los hospitales públicos. Sus carencias y perjuicios sociales y económicos, que parten del evidente objetivo del beneficio empresarial, están más que demostrados en numerosos estudios que universidades anglosajonas han puesto a la luz. Sin embargo, todas las experiencias para políticos semejantes no valen para nada, porque Madrid, al igual que Valencia por ejemplo, ha sido el laboratorio de pruebas de este partido y su política neoliberal, una política que sólo se rige por la ley del máximo beneficio y poder, la que da el dinero acumulado con especulación. Y así lo percibimos muy a las claras cada vez con más detalle y relieve. En este caso, se sabe que Esperanza Aguirre tuvo que rescatar por la ineficiencia de su gestión y con millones de € estos hospitales de nuevo cuño en 2010; este es el plan desvergonzado que tienen: una vez saneados los se venden a amiguetes que van a secuestrarnos como pacientes para los restos de vida que nos queda.

 

Así que todos esos estudios que han definido los errores de este modelo de gestión privada los han metido en el cajón, no son de su interés. Estos políticos interesados a la manera de Ignacio González, que se han apropiado del significado de las palabras en un juego peligroso y corrompido del lenguaje, sólo quieren llegar a la meta final de su proyecto cuanto antes. Su meta pasa por la privatización de todos los servicios públicos que aseguren un futuro próspero a los compradores, entre los que las constructoras tienen sitio preferente y para los que los bancos adquieren también espacio de negocio mercantil porque se apropian de un bien insustituible para hacer crecer su rentabilidad inmoral. Para entender este plan, no debemos olvidar cómo ascendió al gobierno de esta comunidad el Partido Popular y cómo a día de hoy los madrileños todavía no sabemos nada de aquéllos días aciagos que estaban preparando ya estos acontecimientos. De aquellas tierras, estos lodos que ahogarán a miles de pacientes y más de 6.000 trabajadores del sector desde un plan diabólicamente programado.

 

Además de los seis hospitales: Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Hospital del Henares, Hospital del Sureste y Hospital del Tajo que nacieron con grandes carencias constructivas y de acondicionamiento y que tardaron en ser algo más que edificios de nueva construcción y herramientas políticas a través de toda serie de inauguraciones mediáticas, Ignacio González tuvo la desfachatez de anunciar la externalización de la gestión de aproximadamente un 10% de los más de 400 centros de salud de la región. Sigue en ello el modelo de ambulatorios catalanes que gestionan cooperativas de médicos, que en definitiva son también de gestión privada. Apoyándose en el objetivo del déficit y negando la posibilidad de actuación sensata con la política fiscal que se requiere, este señor al que no hemos elegido nadie, se cree investido de una suerte de potestad incuestionable riéndose en nuestra cara. Su presidencia es evidentemente un nuevo fraude democrático muy peligroso.

 

Así que hagamos  un rápido recorrido entre los potenciales compradores para seguir ampliando la perspectiva de su proyecto. Tenemos el Grupo Ribera Salud que es dueño del Hospital de Alcira (Valencia), y de los de Valdemoro y Torrejón de Ardoz , ambos en Madrid. La propiedad de dicho grupo está en un cincuenta por ciento en manos de Bankia (Bancaja) y CAM ( ahora Banco Sabadell), ya sabemos la situación de quiebra de estas entidades. En su accionariado participan también Sanitas y Adeslas. Sanitas pertenece al grupo británico  BUPA Internacional Health Insurance, la mayor compañía privada inglesa; en tanto Adeslas pertenece en un 80% a la sociedad Goodgrower y a Criteria Caixaholding con un importante sector dedicado a servicios. Una entidad que lo mismo negocia con seguros, que con agua, con aparcamientos, con distracción o con hospitales. Lo importante es tener producto. En nuestro caso, la salud de los pacientes.

 

También se habla como posible comprador de estos hospitales pagados por el pueblo, del grupo HM Hospitales. Con respecto al mismo, tenemos que considerar que detrás está Parkisa 2004, S.A. cuyo objetivo es la construcción de parkings y garajes tanto para su explotación en régimen de alquiler como de venta. El 12 de septiembre de este mismo año tuvo lugar la absorción de esta empresa por parte de Profesionales de la Medicina y de la Empresa, S.A. Ambos con domicilio fiscal en la misma calle y portal en Madrid. Los segundos han absorbido a los primeros y tienen su origen en la sociedad Cidaba, S.L. que absorbió en junio de este mismo año a Abacid, S.L. que centraliza servicios de laboratorio. Aquélla tiene como objeto social además de la realización de estudios y dictámenes en materia de sanidad, la promoción inmobiliaria de terrenos y edificaciones, la compraventa, la urbanización, la construcción y la parcelación para posterior venta.

 

Además existe un  posible interés del grupo USP-Quirón. Formado  en febrero 2012 por el fondo de inversión británico Doughty Hanson que con la fusión de ambos grupos: USP y Quirón tuvieron que superar la valoración de la comisión de la competencia ante una tendencia a la monopolización del sector, habiendo ascendido en el ranking con sus 2.236 camas hospitalarias en todo el Estado español. En relación a este falso baremo, debemos tener en cuenta ante estos alegatos de excelencia y magnificencia que sólo entre el Hospital 12 de Octubre y el Hospital de la Paz se supera dicha cifra, alcanzando las 2.618 camas. A las que quedarían aún por sumar las de los demás: Hospital Univ. Puerta de Hierro, Hospital Univ. Ramón y Caja, Hospital Severo Ochoa, Hospital Clínico San Carlos, Hospital Univ. La Princesa,. Hospital General Univ. Gregorio Marañón, Hospital Univ. de Getafe, Hospital Carlos III, Hospital Univ. Infantil Niño Jesús, Hospital del Henares.  Hospital Infanta Cristina, Hospital Infanta Elena, Hospital Infanta Leonor, Hospital Infanta Sofía, Hospital del Sureste, Hospital  Del Tajo y el Hospital Univ de Fuenlabrada. Cierto que algunos participan de la gestión mixta, pero aún nos queda la atención de sanitarios de vinculación pública no obligados ni presionados por la mercantilización de sus gestores, a los que ahora quieren vender también para dejar a los afortunados que finalmente sean empleados con el 75 % de su sueldo y a merced de “los mercados”.

 

Y también se oye que el Banco Santander, ¿como no? , quiere hacerse con alguna parte de esta gran tarta que los madrileños hemos ido cocinando con tanto cariño, nuestra excelente Sanidad Pública. Para acabar con este recorrido está en la sombra el Grupo Madrid Medical Destination con su presidente a la cabeza Manuel Lamela. Este político popular protagonizó en esta Comunidad, un escándalo continuado contra la Sanidad Pública , para evidentemente deterioro de la misma en base a sus posteriores proyectos a este Lamela los tribunales le pusieron en su sitio rescatando la honorabilidad del Dr. Montes acusado de sedaciones irregulares a enfermos terminales en la unidad que dirigía en el Hospital Severo Ochoa de Leganés. Madrid Medical Destination es un grupo que, “sin ánimo de lucro”, reúne a los principales centros sanitarios privados de la Comunidad de Madrid para colocar aquí un interesante negocio potenciando el turismo sanitario que pretendía alcanzar un negocio de 18 Mills/ € con esta tarea a la carta de pacientes especialmente dotados de medios; su ambiciosa idea que suma turismo y salud quiere  lograr la “excelencia sanitaria en Europa y EEUU”. Santa palabrita en estos políticos.

 

Y este es el terrible panorama que tenemos delante, traído de la mano de un funcionario del Estado, porque Ignacio González lo es y también abogado. No se qué tienen ambas actividades juntas que llenan los puestos de su partido. Tiene en su haber además una descarnada gestión para convertir el Canal de Isabel II, de la que es Presidente de su Consejo de Administración, en un negocio para trasnacionales ansiosas sin respeto de derechos tan básicos como el agua.  Así que: “Cría cuervos que te sacarán los ojos…..”

 

Por tanto, cuando uno entra en un Hospital Público de verdad, puede decir que está entrando en su casa, porque detrás están sus impuestos, sus derechos, sus conciudadanos, un personal que ha bebido de nuestra universidad y comprometido generalmente con las personas; pero cuando uno entra en un hospital privado puede que esté dentro del espacio de Bankia; o puede estar ante la pantalla de una trasnacional de origen luxemburgués; Luxemburgo ese interesante país, pero sobre todo ese magnífico paraíso fiscal que esconde grandes secretos; o sencillamente, que además de médicos dentro del hospital esté toda una saga de emprendedores provenientes de la medicina, pero a los que mueven aspiraciones añadidas de otra intencionalidad. Y como este Ignacio González ya no sabe cómo defenderse nos acusa de que hemos entendido mal, y que no quiere convertir el Hospital de La Princesa en un geriátrico inmenso en el corazón de un barrio fino de Madrid.  ¡Qué malintencionados!. Sin embargo se rumorea que ha habido alguno de estos potenciales inversores citados, u otros pululando, que le han pedido un hospital emblemático con carisma y personalidad en pleno barrio de Salamanca; como se puede suponer, también necesitan caché e historia: ¿”los nuevos ricos”?. Así que tirando del hilo hemos ido aprendiendo que están arropados por toda sarta de mentiras y que sólo pretenden estafarnos a costa de la crisis que ellos mismos han moldeado en un bien que afecta a la vida y a la muerte.

 

Para seguir profundizando en sus mentiras pido acceder al documento adjunto; para defender nuestra maravillosa sanidad universal y eficiente en Madrid pido sumarse a los que están ya demandando ayuda, porque SI SE PUEDE revertir su sueño y nuestra pesadilla.

LEE CON MUCHA ATENCIÓN PORQUE TAMBIÉN TE AFECTA A TI (W)

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

 

 

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.