Plan para préstamos impagados. La Unión Europea debe proteger a los contribuyentes y a los deudores vulnerables frente los fondos buitre.

14 julio 2018 | Categorías: Banca publica

Finance Watch publica el siguiente comunicado político referido al plan de la Comisión Europea sobre el comercio de los préstamos impagados de los bancos.

Bruselas, 8 junio de 2018 -Finance Watch, organización independiente a favor de la reforma del sistema financiero para la defensa del interés público, publica un detallado análisis de medidas de la Comisión sobre préstamos impagados.

En principio, Finance Watch apoya la iniciativa de la Comisión de ofrecer normas armonizadas para la venta y gestión de carteras de préstamos impagados (Non performing loans, NPL). Los bancos deben provisionar los préstamos dudosos de forma prudente y planificando los plazos y los compradores no bancarios y gestores de dichos préstamos deben ser regulados de forma tan estricta como cualquier participante en el mercado financiero. No obstante, nuestra opinión es que la anterior iniciativa no ataca las causas de los problemas del sistema financiero, sino los efectos.

De hecho, los préstamos impagados (NLP) raramente son un subproducto accidental de una economía en recesión. Los préstamos impagados suelen darse de forma concentrada. Por ejemplo, algunos bancos tienen más probabilidad de acumular más NPL que otros, debido a sus pobres sistemas de gestionar los riesgos o a los tipos de negocio de riesgo a los que se dedican.

Promover la venta de préstamos dudosos a sociedades (vehículos) pagadas por los contribuyentes, como los bancos malos públicos, o pasar a los inversores el riesgo del mercado de capitales sin transparencia y de forma insegura, a través de transacciones de deuda estructurada (titularización) por la iniciativa de la Comisión sobre los préstamos dudosos, acabará perpetuando el círculo vicioso que se desarrolla cuando los bancos mal gestionados siguen funcionando con el dinero de los contribuyentes.

Christian Stiefmueller, doctor investigador y consejero legal en Finance Watch explicó:

” La crisis financiera de 2008 debería servir como un potente recordatorio de qué ocurre cuando inversores no sospechosos vendieron valores complejos y no transparentes, cuya principal razón de ser era mejorar la baja calidad de los activos subyacentes que contenían.

Remplace la frase de dudosos por “subprime” y volveremos al fatal y desacreditado juego de “pasar el paquete” que estuvo en la raíz del último cataclismo financiero.

“Titularizar” los activos dudosos no es la panacea de lo que tienen que hacer el sector bancario o los hacedores de políticas. Es, probablemente, la principal forma de acumular problemas para el futuro”

Oliver Jérusalmy, doctor investigador y portavoz de Finance Watch dijo: “Cada NPL es una deuda contraída por un ciudadano o empresa europea. Con independencia de por qué estos préstamos se hacen tóxicos, los derechos de los deudores tienen que ser preservados y adecuadamente protegidos”.

“Con la venta de las carteras de créditos dudosos, la necesidad de proteger a los deudores, en particular a los consumidores y pequeños empresarios , se hace más urgente, porque la relación clientelar entre el deudor y el acreedor se corta, convirtiéndose el préstamo simplemente en un activo financiero cuyo valor de recuperación por el nuevo acreedor tiene que maximizarse.

Principales recomendaciones de Finance Watch:

  • La principal prioridad de los legisladores y de las autoridades supervisoras debería ser asegurar que el préstamo original de los bancos, la gestión del riesgo crediticio y los procesos de gestión de los préstamos dudosos estén adecuadamente informados, regulados y correctamente supervisados .

  • En defensa de dar una mejor transparencia y como “mecanismo de alerta temprana” para cualquier transformación de los préstamos dudosos en productos económicos, proponemos que se mejore la información desglosada y la claridad informativa de los bancos sobre los préstamos dudosos, por ejemplo por zonas y segmentos.

  • Los bancos que no tengan los recursos financieros para gestionar sus préstamos dudosos sin tener opción a fondos públicos, deberían ser reestructurados o liquidados de acuerdo con la directiva “bank recobery and resolution”. Y puesto que existen lagunas jurídicas, tales como “recapitalización para precaución”, estas deben ser cerradas y las normas de la Comisión Europea sobre ayudas del Estado, correctamente alineadas con dicha directiva (RRD).

  • Un mercado secundario que funcione correctamente, transparente y profesional para los préstamos dudosos podría ser parte de la solución dado que no socaba las normas crediticias o lleva a inapropiadas acciones de fuerza. Normas armonizadas para los inversores y gestores de créditos dudosos deberían conducir este esfuerzo.

  • Altos niveles de protección a los consumidores en las prácticas con temas de deudas deben ser incluidos en la propuesta. Además de esto, es crítico para la EU asegurar que todos los Estados Miembros introducen procedimientos de reestructuración de deudas (segunda oportunidad) y marcos legales de insolvencia que sean capaces de dar resultados justos y predictivos en un razonable periodo de tiempo, a un coste razonable, a la vez que protejan la vulnerabilidad de los deudores, en particular a las familias y a las pequeñas empresas.

Traducción, Aurora Martínez

Descargar comunicado político de Finance Watch“’Would you mind holding this for me?’ 
The (increasingly desperate) search for an answer to Europe’s NPL problem

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.