Europa no se atreve con los paraísos fiscales: reduce su lista negra a nueve países

Etiquetas: , ,

elconfidencial
Maria Tejero Martin

Tres años de filtraciones, escándalos, presiones y delicadas negociaciones fueron necesarios para que la Unión Europea creara sulista negra de paraísos fiscales. Y, sin embargo, ha bastando con apenas un mes para dejarla tiritando. Los Veintiocho van a sacar aocho de los 17 territorios que hasta ahora figuran en la misma,incluido Panamá. El debate está servido.

La ‘lista negra’ que los países pactaron a principios de diciembre ya era un consenso de mínimos. No incluye ninguno de los países europeos que, como Suiza, son considerados territorios opacos. No se atreve conEstados Unidos, Marruecos o Canadá. Y no tiene en cuenta ningún territorio en la UE, como Gibraltar.

Tras ir descartando decenas de posibles candidatos, en la lista terminaron por figurar 17 nombres: Samoa Americana, Barbados, Baréin, Bahamas, Guam, Corea del Sur, Macao, Islas Marshall, Mongolia, Namibia, Palau, Panamá, Santa Lucía, Samoa, Trinidad y Tobago, Túnez y Emiratos Árabes Unidos.

 

Pero todo apunta a que el próximo martes, durante la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, se reducirá a nueve países. Saldrán de ella Panamá, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Barbados, Granada, Macao, Mongolia y Túnez. ¿El motivo? Que han “presentado compromisos” de colaborar con la UE contra la evasión fiscal.

“Algunos se han dado cuenta rápido de por qué va en su interés cooperar, haciendo cambios en sus legislaciones”, ha explicado el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici. El propio socialista francés dice comprender que “algunos estén decepcionados”. Pero argumenta que la lista no es un fin en sí mismo.

El objetivo detrás de la ‘lista negra’ es poner presión en esos países para que colaboren en la lucha contra la evasión fiscal. Y los países controvertidos han asegurado a distintas capitales que se portarán bien. Suficiente para que los ministros de Finanzas los pasen a la ‘lista gris’, en la que no corren el riesgo de sufrir sanciones.

No obstante, Moscovici ha avisado de que Bruselas no les quitará ojo. “Ahora deberán moverse de las palabras a acciones y cambiar su legislación para cumplir con los criterios europeos. Si no hacen esto para finales de año, cuando se revisará el progreso hecho, estos paísesvolverán a ser puestos en la lista negra y se enfrentarán a sanciones”, ha advertido.

Una decisión polémica

El escepticismo es alto. “Esta decisión es increíble. La lista negra de la UE de paraísos fiscales corre el riesgo de perder por completo la poca credibilidad que tenía”, ha lamentado el eurodiputado socialista Jeppe Kofod. Su colega liberal Petr Ježek, también miembro de la comisión especial de la Eurocámara que estudió las filtraciones de los papeles de Panamá, ha puesto en duda que los países aludidos hayan cambiado de parecer en tan solo un mes.

La duda que se extiende es si Panamá, Macao, Túnez y el resto de países han ofrecido unas garantías reales de que van a enmendar su política fiscal, o si los estados miembros con los que han estado en contacto han decidido abrir la mano con ellos.

 

Por ello, Moscovici ha urgido a las capitales a hacer públicos los compromisos adoptados por los hasta ahora considerados paraísos fiscales. Un buen movimiento de Bruselas para poner toda la responsabilidad en manos de los estados miembros, en caso de que finalmente los paraísos fiscales no cumplan, como se teme.

¿Sanciones contra los paraísos fiscales?

Además, Bruselas va a elevar la presión sobre los países para que creensanciones europeas contra los paraísos fiscales. Moscovici ha adelantado que en las próximas semanas la comisión pondrá sobre la mesa una propuesta legislativa en la que planteará “castigarlos” impidiendo que las entidades europeas operen en ellos o sus sistemas financieros.

Una medida que promete encontrarse con mucha oposición. Y es que, más allá de los discursos voluntaristas, muchos países europeos alimentan aún sus arcas gracias a medidas fiscales agresivas y son tan reticentes a abandonarlas como a pedir cuentas a terceros países por sus prácticas fiscales.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.