Paraísos o guaridas fiscales

5 abril 2017 | Categorías: Opinión, Paraísos Fiscales, Portada
Etiquetas: ,
Hace tiempo se hablaba de los Paraísos Fiscales, como algo neutro, donde los millonarios guardaban su dinero. Como quien tiene el dinero en el banco o caja de ahorros. Pero poco a poco hemos conocido lo que en verdad son esos paraísos y cambiamos rápidamente su imagen.
Paraísos o guaridas fiscales

Foto: Gaelx cc

Hemos conocido que todo el dinero negro del mundo se refugia en paraísos fiscales. Es decir, ahí se esconde el dinero conseguido con robos, fraudes, contrabando, extorsiones… por lo que en verdad son lugares perversos, criminales, deshonestos…

Después aparecen otros “cuentacorrentistas” en los llamados paraísos, que han conseguido su dinero con el tráfico de drogas, la corrupción, el tráfico de personas o el comercio ilegal de armas. Y la cuestión se agrava aún más cuando ponemos cara a las víctimas de las organizaciones mafiosas que ocultan su dinero en los paraísos fiscales. Quien rapta niñas para la prostitución, promueven guerras con miles de muertos o se llevan ilícitamente el dinero de su país, son responsables de que no se construyan hospitales, se especule con los alimentos básicos que son comida de los más pobres, y oculten allí su dinero para actuar con impunidad, para aparecer como personas respetables y que no se conozcan sus repugnantes actuaciones.

El origen del nombre “paraíso fiscal” proviene del nombre inglés, Tax Haven, que significa literalmente refugio de impuestos, guarida, puerto o cobijo fiscal. Esos ’puertos’ eran antaño espacios donde los piratas se refugiaban para abastecerse, esperar y esconder sus riquezas… De ahí, con una edulcorada o interesada traducción de haven, o por una confusión con heaven (cielo), se pasa a llamarle ’paraíso’.

Pretenden dar buena imagen, suavizando el verdadero significado de la palabra ’haven’ en este caso. Quienes refugian su fortuna en paraísos fiscales son los que van contra los derechos humanos por no respetar la vida, por ir contra la vida, no respetar la dignidad de las personas o impedir que se respeten los derechos humanos, económicos, sociales y culturales de la gente.

Ahora sabemos que, además de quienes trafican con armas, personas y drogas, ahí refugian su dinero terroristas, corruptos y corruptores, grandes empresas y grandes fortunas que ahí se esconden para no pagar impuestos. Pero lo importante es que con los impuestos se pagan los hospitales, los médicos, las operaciones, la atención sanitaria y también los colegios, los profesores, la educación… Se ayuda a las personas con dependencias físicas o mentales, tambiñen a quienes han sufrido accidentes graves, se proporciona seguridad policial a la población, se evitan atentados, se construyen carreteras… Se contribuye a que el país respete todos los derechos humanos de todas las personas que en él residen.

Grandes fortunas y grandes empresas que esconden sus beneficios en las guaridas fiscales, como hacen los terroristas, grandes delincuentes y grandes violadores de los derechos humanos, tienen en común todos ellos que provocan daño a personas, incluso la muerte, que deberían ejercer sus derechos de atención sanitaria, educación, vivienda digna, justicia… Los evasores fiscales son violadores de derechos manchados con la miseria moral de sus compañeros de guaridas fiscales.

No son paraísos, en absoluto. Llamémosles por su nombre: guaridas fiscales.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.