Un zombie llamado ICS

28 febrero 2016 | Categorías: EE.UU., Unión Europea
Etiquetas: , ,
Un zombie llamado ICS

17 organizaciones denuncian en un estudio que el mecanismo de solución de controversias ISDS se mantiene intacto en los tratados de libre comercio en trámite con un nuevo nombre: ICS

Martín Cúneo

Uno de los mayores logros del movimiento contrario a la firma de tratados de libre comercio ha sido dotar de significado a incomprensibles siglas que, de una forma u otra, cambiarían nuestras vidas.

TTIP es el acrónimo del tratado que negocian EE UU y Europa que equipararía a la baja los derechos laborales y abriría diversos sectores de la economía, entre ellos los servicios públicos, a las empresas estadounidenses.

El CETA, un acuerdo con Canadá que permitiría entrar en Europa a las mineras canadienses y a todas las empresas estadounidenses gracias al tratado de libre comercio de América del Norte.

El TiSA, un tratado especialmente pensado para liberalizar los servicios públicos de todo el mundo…

Y el ISDSuna sopa de letras que permite a las mutinacionales denunciar a los Estados cuando sus legislaciones le perjudican, un especie de juego amañado donde los jueces trabajan para las multinacionales y donde las grandes empresas nunca pueden perder.

El ISDS no es algo nuevo, está incluido en cerca de 2.800 tratados internacionales y ha sido aplicado en cerca de 600 ocasiones. El hecho de que sólo las empresas –y no los Estados– puedan recurrir a este mecanismo de solución de controversias– o casos tan escandalosos como el de Egipto, que está siendo juzgado –con todas las de perder– por atreverse a subir el salario mínimo, ha ayudado a que este acrónimo empiece a sonar.

De hecho, empezaba a sonar demasiado. En una consulta pública, el 97% de las 150.000 personas que participaron, expresó su rechazo a este mecanismo. Unas críticas compartidas por cada vez más miembros y grupos del Europarlamento. La mismísima comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malmström, lo ha calificado como uno de “los acrónimos más tóxicos de Europa”.

Siguiendo con la estrategia del despiste, a finales de 2015, la Comisión Europea “decidió cambiarle la etiqueta”. Según un recienteinforme de 17 organizaciones entre las que figura Ecologistas en Acción, en lugar del “viejo” sistema del ISDS, la Comisión promete un sistema “nuevo” y “supuestamente independiente”, que protegerá el derecho a regular de los gobiernos: el Sistema de Tribunal de Inversiones, o por su nombre en inglésInvestment Court System o ICS.

Según el estudio presentado, el mecanismo ICS no significa el final del ISDS. Muy al contrario, afirman, “permite que muchas más multinacionales tengan el poder de esquivar los sistemas legales nacionales y demandar a sus gobiernos en unos tribunales paralelos en el caso de que las leyes o regulaciones limiten su capacidad de generar beneficios económicos”.

El informe advierte que este sistema “abriría el camino a que miles de millones de euros de nuestros impuestos vayan directamente a las grandes corporaciones” en un atentado “contra la capacidad de decisión sobre políticas”. Las organizaciones que firman el estudio se muestran tajantes: “La propuesta del ‘nuevo’ ICS revive el ISDS. Es el ISDS zombi”.

Con la excepción de algunas mejoras procesales –una mejora en el proceso de selección de árbitros, reglas éticas más marcadas y el establecimiento de un órgano de apelación–, afinan las 17 organizaciones, la versión renombrada contiene esencialmente los mismos privilegios para los inversores, por lo general con los mismos términos utilizados anteriormente.

Diagonal

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.

ATTAC Madrid no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.